Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/20/2008 12:00:00 AM

Qué pasó con

MARCO PALACIOS El tema de los encapuchados que arengan a los estudiantes en las universidades públicas ha generado opiniones encontradas. Tal vez una de las personas más indicadas para hablar de ello es Marco Palacios, ex rector de la Universidad Nacional, uno de los críticos más duros de esas acciones. Según Palacios, los encapuchados sólo consiguen desprestigiar a la universidad, y en sus dos períodos en la rectoría los combatió. Durante su primera administración, entre 1984 y 1988, enfrentó desórdenes cuando eliminó las residencias estudiantiles y la cafetería central. En su segunda, en 2003, la causa fue su propuesta de reformar los planes escolares y recortar las carreras. Sin embargo, el argumento de Palacios es claro: concebir la autonomía universitaria como libertad del pensamiento y las ideas, y no del territorio, así como propender por la calidad educativa. Por eso, impulsó las becas estudiantiles, estableció el estatuto profesoral e instauró el año sabático. Palacios se retiró antes de tiempo de la rectoría en 2005, por asuntos familiares y se fue a México. Es abogado, tiene un máster en Historia de Asia y es doctor en Filosofía de la Universidad de Oxford. Fue director general del Icfes y profesor de la Javeriana y Los Andes. Nacido en Bogotá hace 64 años, recuerda sus épocas universitarias como líder estudiantil y dirigente nacional de las juventudes del Movimiento Revolucionario Liberal (MRL). Hoy es profesor en el Colegio de México y dicta cursos intensivos en la Universidad de Los Andes siempre que viene a Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.