15 diciembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Quién manda en el fútbol

Desde cuando en 1938 el Estado decidió masificar el fútbol y construyó estadios con recursos públicos, ha existido una particular relación con los equipos profesionales de fútbol que son privados.

Desde cuando en 1938 el Estado decidió masificar el fútbol y construyó estadios con recursos públicos, ha existido una particular relación con los equipos profesionales de fútbol que son privados. Sin embargo, la disputa en torno a si el equipo Alianza Petrolera puede o no usar el estadio de Bucaram
anga (foto) ha generado una interesante discusión sobre si un equipo o una organización deportiva pueden pasar por encima del Estado y el bien público. En vista de que el Alianza jugará en la primera división, el gobernador de Santander, Richard Aguilar, y otras autoridades, dueñas del Estadio Alfonso López, están de acuerdo en que el equipo oriundo de Barrancabermeja comparta el que ha sido el fortín histórico del Atlético Bucaramanga, que juega en la B. Sin embargo, este equipo no está de acuerdo y sacó a relucir una reglamentación de la Dimayor que les permite a estos equipos vetar su cancha a otros oncenos. Esto puso a los petroleros a buscar sede por todo el país, a pesar de que en todas las grandes ciudades el estadio es compartido por dos o más equipos. La pregunta es si un club privado y una agremiación deportiva pueden tomar decisiones sobre un bien público, mantenido con recursos de todos los colombianos y en beneficio particular. Si Alianza no puede jugar en el Alfonso López, entonces que tampoco lo haga el Bucaramanga.
PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad