Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2008/03/29 00:00

Rabia en Santander de Quilichao

Aún no salen de su asombro los pobladores de Santander de Quilichao (Cauca), azotado esta semana por una epidemia de rabia. La mortal enfermedad fue contagiada por un gato que llegó a un colegio público y tuvo contacto con 35 niños, seis de los cuales resultaron infectados. Wálter Franco, de 11 años, murió el pasado miércoles, mientras que a Andrés Felipe Correa le fue diagnosticada la muerte cerebral. Los restantes cuatro menores se encuentran bajo observación en el Hospital Universitario del Valle (Cali). La emergencia obligó al Ministerio de Protección Social a tomar medidas urgentes. Envió 10.000 dosis de vacunas para los 8.000 perros y gatos del municipio. Otras 1.500 podrán ser aplicadas a los pobladores en riesgo, y fueron desplegados cordones sanitarios alrededor del municipio. Sin embargo, la respuesta epidemiológica inicial fue excesivamente lenta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.