Martes, 17 de enero de 2017

| 2009/06/21 00:00

Reelección: paciente terminal

Con la carta del Registrador y el aplazamiento de la discusión para el 20 de julio, para muchos el referendo reeleccionista ya está hundido.

Reelección: paciente terminal

Junio ha sido un mes grave para la discusión del referendo reeleccionista en el Congreso. Hace tres semanas, la Corte Suprema de Justicia decidió investigar a los 86 que lo votaron positivamente para determinar si recibieron o no gratificaciones burocráticas. A este hecho, que causó temor entre los parlamentarios, se sumaron otras tres circunstancias que ocurrieron la semana pasada. Primero, el anuncio de la Corte Suprema de que oirá de nuevo a la ex congresista Yidis Medina, protagonista de la Yidis-política y quien advirtió que dirá los nombres de otros de sus colegas que recibieron dádivas a cambio de votar el acto legislativo que permitió la reelección de Uribe en 2006. Segundo, una carta del Registrador en la que indica que no se ha expedido ninguna certificación del ente electoral sobre la validez del referendo. Y, tercero, la renuncia de varios senadores y representantes a la Comisión de Conciliación por creer que sus posiciones contra la reelección pueden considerarse un impedimento. Ninguno de estos eventos tendría tanta trascendencia, de no ser porque le quitan días al corto tiempo que queda para que la reelección sea posible. Si el proyecto se vuelve a discutir en julio, es posible que pase a manos de la Corte Constitucional a finales agosto. Esta solamente tendría dos meses para pronunciarse porque, como es bien sabido, la Ley de Garantías establece que el Presidente debe anunciar su candidatura seis meses antes de inscribirse. Y esto implica que, para que pueda ser reelegido, la votación del referendo debería ser, a más tardar, a mediados de noviembre.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.