Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/17/2012 12:00:00 AM

Relevo en el Kremlin

En noviembre de 1982, en su edición n.° 28, SEMANA le dedicó su portada al relevo en el gobierno de la Unión Soviética, uno de los centros de poder del mundo bipolar de entonces.

En noviembre de 1982, en su edición n.° 28, SEMANA le dedicó su portada al relevo en el gobierno de la Unión Soviética, uno de los centros de poder del mundo bipolar de entonces. Un completo informe especial analizó lo bueno, lo malo y lo feo del gobierno del fallecido Leonid Brezhnev, en el poder desde 1964. Brezhnev había inaugurado una nueva orientación de su país, que para muchos analistas vivió con él el periodo más largo de estabilidad desde su nacimiento tras la revolución de octubre. Si bien mantuvo en todo momento las riendas del Partido y el Estado soviético, su liderazgo no tuvo los excesos autocráticos de Stalin y el personalismo de Nikita Kruschev. SEMANA destacó dos grandes méritos de ese gobierno, en primer lugar que a pesar de las tensiones, el mundo no terminó precipitándose en una guerra nuclear y en segundo haber logrado que la URSS fuera la primera potencia militar, aunque a costa del nivel de vida de su población. En su reemplazo como secretario general del Partido Comunista ascendió Yuri Andropov, en uno de los procesos de sucesión más misteriosos y secretos, pues no pasaron más de 24 horas entre el anuncio de la muerte de Brezhnev y el nombramiento de Andropov. La prensa occidental lo saludó como liberal, pues Andropov se declaró a favor del pluralismo ideológico, pero su solo nombre estremecía de miedo al ciudadano soviético, ya que desde la dirección de la policía secreta KGB siempre controló con mano dura a los disidentes. Como reseñó SEMANA, el primer gran reto que esperaba al nuevo secretario general era la crisis de Polonia, donde el sindicato Solidaridad amenazaba con desbordar los márgenes permisibles en un país de la órbita soviética.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.