Lunes, 23 de enero de 2017

| 2007/10/06 00:00

Respiró tranquila

Respiró tranquila

La esperada sentencia de la Corte Constitucional sobre la terminación de procesos ejecutivos hipotecarios iniciados antes del 99 dejó más contentos a los bancos que a los deudores del viejo Upac. La banca pudo respirar tranquila porque el alto tribunal despejó la incertidumbre que tenían miles personas que compraron viviendas en remates ordenados en procesos iniciados antes del 99. La Corte dejó claro que se respetará el derecho a la vivienda de cerca de 13.000 propietarios que compraron de buena fe.
Los efectos del fallo recaerán sobre 3.200 procesos en curso (1.800 en cabeza de los bancos y 1.400 en, la Central de Inversiones (Cisa) cuya cartera acaba de ser vendida a un consorcio de capital mixto. Estos créditos suman cerca de 400.000 millones de pesos. La Corte ordenó cesar dichos procesos y los bancos deberán reliquidar las deudas y fijar nuevas condiciones para que los deudores puedan pagar las viviendas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.