Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/06/18 00:00

Después de la cárcel, empezar de cero

Desde hace dos semanas, un restaurante en el barrio Quinta Camacho en Bogotá, se convirtió en el primero de América Latina en ser atendido por pospenados.

Álvaro González, Wilson Cruz y Dayan Jiménez. Foto: Esteban Vega

Se trata de Don, un establecimiento que ofrece comida francesa y que apoyando la iniciativa de la Fundación Teatro Interno, que dirige Johana Bahamón, vinculó a la vida laboral a Álvaro Gonzáles, quien terminó tras las rejas por hurto, Wilson Cruz, que pagó casi tres años en prisión por este mismo delito, y Dayan Jiménez, que pasó cinco años en la cárcel por narcotráfico. Ahora, los tres son camareros. Daniel Botero, uno de los socios del restaurante, tiene planeado seguir ayudando otros pospenados que también quieran capacitarse para este oficio. “Esta es una oportunidad para empezar de cero y no temer reintegrarme”, le dijo uno de los tres a SEMANA. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.