Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/21/2016 12:00:00 AM

La poesía 'inteligente'

Google acaba de poner a un robot a leer 11.000 novelas y, luego, a escribir poemas. SEMANA le pidió al poeta Federico Díaz-Granados comentar el experimento.

Así reza uno de los poemas que divulgó Google Brain, el proyecto de inteligencia artificial del gigante tecnológico californiano. La finalidad es crear sistemas que entiendan mejor la diversidad del lenguaje humano:

Esta era la única manera.

era la única manera.

era su turno de parpadear.

era difícil decirlo.

era tiempo de avanzar.

debió hacerlo de nuevo.

todos se miraron uno a otro.

todos se volvieron hacia atrás.

ambos se volvieron para encararlo.

ambos se dieron la vuelta y se retiraron caminando.

“La poesía siempre ha partido del corazón y el cerebro humano y, como tal, ha dado cuenta de todos los grandes asuntos y preocupaciones del hombre a través de los tiempos. Hoy en día, en la edad de oro de las nuevas tecnologías y las redes sociales, la poesía sigue siendo uno de los pocos refugios donde encontramos un lugar para la dignidad. La inteligencia artificial podrá construir frases gramaticalmente correctas y abordar un tema específico, pero nunca reemplazar el misterio y la emoción de la verdadera poesía de siempre”.

Federico Díaz-Granados dirige la Biblioteca de Los Fundadores y la Agenda Cultural del Gimnasio Moderno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.