Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/1/2003 12:00:00 AM

Ronald Ayazo

En 1979 El caballero de Rauzán, la tercera novela de Julio Jiménez, paralizó al país y consagró a su protagonista, un locutor de Medellín llamado Ronald Ayazo. Su representación del caballero cataléptico catapultó a este actor a la fama y su consagración llegó de la mano de las interpretaciones que hizo en novelas como La pezuña del diablo (en la que le dio vida a un esclavo negro) o Flor de invierno y en series como Los cuervos y La rebelión de las ratas. En la cima de su popularidad Ayazo abandonó la televisión y fundó una escuela de arte dramático, a la que bautizó con su nombre. Este mes la escuela cumple 20 años de labores, por sus aulas han pasado algunas de las nuevas figuras de la televisión, y para celebrarlos su director pondrá en escena una obra de su autoría titulada Los monos desnudos. El montaje se estrenará en marzo y dará mucho de qué hablar porque en el escenario estarán 10 actores desnudos. Este año Ayazo también tiene proyectado dictar una serie de diplomados, en los que les enseñará a las nuevas generaciones los secretos que aprendió en el medio sobre producción de televisión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.