Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2010/09/04 00:00

Se cae la casa de Mosquera

Se cae la casa de Mosquera

Las lluvias que atraviesan los ya desvencijados techos de teja y el olvido del gobierno han puesto en peligro la casa de la Hacienda de Coconuco, a 25 kilómetros de Popayán, el lugar donde el 7 de octubre de 1878 murió el general Tomás Cipriano de Mosquera, cuatro veces presidente y considerado el político-militar más importante de Colombia en la segunda mitad del siglo XIX. La casona fue construida a finales del siglo XVI por el conquistador Pedro de Velasco, y en 1819 adquirida por José María Mosquera y Figueroa, padre del general, quien la heredó, le construyó el mirador y la escogió para morir. Allá se encuentran no solo la cama, muy angosta por cierto, donde falleció 'Mascachochas' (así se le conocía por una herida en la mandíbula), sino el primer piano que, según él, llegó al país, al cual se le han desaparecido algunas teclas. Hoy, Coconuco, cuya dueña es una bisnieta del general, amenaza con venirse abajo. El año pasado, la Gobernación del Cauca dio 58 millones de pesos para arreglar el tejado. Paños de agua tibia. Es hora de que el Ministerio de Cultura le meta mano a la casona, declarada en 1977 Monumento Nacional pero de la que en Bogotá, desde aquel entonces, no se acuerda nadie.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.