Jueves, 19 de enero de 2017

| 2016/04/02 00:00

Digital, banal y fatal

Cada vez queda más claro que el avance de la tecnología no siempre significa un progreso para la humanidad.

Digital, banal y fatal

El terrorista

El martes, durante el secuestro de un avión de Egypt Air, el británico Benjamin Innes se dirigió al supuesto terrorista y le pidió a un miembro de la tripulación que les sacara “la mejor selfi de la historia”. Al final, el delincuente, que traía explosivos falsos, confesó que solo buscaba la atención de su novia.

El acantilado

En agosto de 2014, una pareja polaca quiso sacarse una selfi en el acantilado de Cabo de la Roca, Portugal, pero se descuidaron y cayeron por el precipicio de más de 150 metros de altura. Sus hijos presenciaron la tragedia.

El delfín

El pasado 19 de febrero, Hernán Coria sacó del mar de Santa Teresita, en Argentina, a un delfín y empezó a sacarse fotos con el animal. Pronto otros turistas se acercaron a hacer lo mismo. Pocos minutos después el cetáceo murió deshidratado.

La autopista

En abril de 2014, Courtney Sandford acababa de sacarse una selfi, mientras conducía por una autopista en Carolina del Norte, Estados Unidos. La publicó en Facebook y, cuando quería añadirle un mensaje diciendo que estaba “feliz”, chocó contra un camión y murió.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.