Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/23/2014 5:30:00 PM

Silencio de armas

El 24 de agosto de 1984, el gobierno de Belisario Betancur cerró una tregua con la guerrilla del M-19.

El 24 de agosto de 1984, el gobierno de Belisario Betancur cerró una tregua con la guerrilla del M-19. La jornada había comenzado con incertidumbre, ya que poco antes de la firma el líder insurgente Carlos Pizarro había quedado herido en un enfrentamiento con la Policía. El incidente, sin embargo, no frenó el pacto. Hace 30 años, SEMANA dedicó su portada a hacer un pronóstico de lo que se avecinaba para los diálogos de paz, que por entonces no tenían precedentes en Colombia. A muchos no les cabía en la cabeza la posibilidad de indultar a los miembros de un grupo armado ilegal, responsable de graves crímenes, con el solo fin de alcanzar la paz. Y otros permanecían escépticos ante las promesas pacifistas del M-19, puesto que una de sus tesis fundamentales rezaba “el poder nace en el fusil”. Pero Betancur estaba convencido de que el pacto silenciaría los fusiles del 98 por ciento de los insurgentes y que atraería incluso a las Farc, el EPL y el Movimiento de Autodefensa Obrera, con quienes también buscaba un acuerdo. Los planes eran sin duda atractivos, pero la gente se preguntaba si lograría ejecutarlos en los dos años que le quedaban.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.