Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/10/29 00:00

"Todos contra la pobreza"

La directora de Prosperidad Social, Tatyana Orozco, habló con SEMANA sobre su estrategia ‘100 días, 500 hechos’.

"Todos contra la pobreza"

¿En qué consiste el plan?

En recorrer el país en 100 días con hechos de prosperidad social e inclusión.

¿A qué se refiere con “hechos de prosperidad”?

A acciones concretas para reducir la pobreza: desde asambleas de beneficiarios de Más Familias en Acción hasta poner la primera piedra de una obra de infraestructura, pasando por la entrega de donaciones por incautaciones de la Dian. 

¿Estos hechos son de todo el gobierno?

No, únicamente del departamento de Prosperidad Social. Tenemos varios programas y actividades que apuntan a reducir la pobreza. Por ejemplo, programas de salud, de educación, de emprendimiento y empleabilidad y obras de infraestructura social como centros de adultos mayores o de desarrollo infantil, mejoramiento de vivienda, pavimentaciones o vías terciarias, parques, plazas de mercado para un total de 3.000 en todo el país.

¿Por qué 500 hechos?

Por la necesidad de acercar la entidad a los territorios, de conocer necesidades concretas y de retroalimentarnos de los entes territoriales para perfeccionar los programas que tenemos.

¿Cómo se llega a un logro de prosperidad?

Visitamos un territorio, a veces podemos durar tres días o cinco días. Hacemos reuniones con los alcaldes y la comunidad y les preguntamos sobre su experiencia con los programas de prosperidad social y que les gustaría mejorar. De esta forma, focalizamos las acciones concretas a emprender y las realizamos.

¿Cuánto llevan?

Arrancamos el 1 de septiembre y terminamos el 10 de diciembre. En 54 días hemos recorrido 19 departamentos y realizado 365 hechos de prosperidad. Superaremos la meta de 500.

¿Estos hechos son nuevos o estaban previstos desde inicio del año?

Son los que ya hacen parte de los programas que teníamos planificados desde inicio del año para cumplir las metas de gobierno nacional de reducción de la pobreza. Para el segundo cuatrienio del presidente Santos la meta es que 1,5 millones de colombianos superen la pobreza multidimensional.

Con estos hechos, ¿en qué porcentaje se ha reducido la pobreza?

Honestamente, no hay una forma de medirlos específicamente para mostrar un impacto directo en la reducción de la pobreza. Lo que prendemos en estos 100 días es impulsar los programas que tenemos y apuntarle a las diferentes dimensiones de la pobreza multidimensional, pero como tal no hay una medición directa. Lo que si pasa es que aceleramos los programas e involucramos a otros actores relevantes como el sector privado y la cooperación internacional.

Si estos logros hacen parte de los programas existentes,¿cuál es el valor agregado de esta estrategia?

Que nos ayuda a llegar con hechos concretos a la comunidad, nos ayuda a mejorar el diálogo con alcaldes, con el sector privado y la cooperación internacional para sumar esfuerzos y reducir los niveles de pobreza. La lucha contra la pobreza es de todos. Tenemos más de 150 alianzas del sector privado que aportan a este propósito y permite alinear los recursos de responsabilidad social empresarial. La cooperación internacional también nos ayuda mucho, por ejemplo ayer firmamos un convenio con el gobierno de Canadá.

¿Cuál ha sido el logro que más satisfacción le ha dado?

El evento más bonito fue en el corregimiento La Barra, municipio de Buenaventura, en el que viven 110 familias. Queda en la mitad de la nada. Se llega en lancha rápida a una hora de Buenaventura. A través del programa Iraca, diseñado para comunidades indígenas y afrodescendientes, se llegó al 100 por ciento de las familias. Las apoyamos con un proyecto productivo de pesca, porque todos son pescadores y cómo el turismo está creciendo para ir a ver las ballenas, se les dieron dos lanchas para pesca y una lancha para turismo.  Cada viaje para ir a pescar les costaba 150 o 200 mil pesos, por eso, además del ahorro de estos costos, se promovió la asociatividad y la definición reglas de juego para la utilización de las lanchas. Como tienen 13 cabañas, les entregamos sabanas y toallas nuevas para adecuarlas. El impacto de ambos proyectos es a toda la comunidad.

¿Existe algún tipo de seguimiento a estas acciones?

 Claro, tenemos un esquema de seguimiento que cuenta con la participación de funcionarios de Prosperidad Social, de los interventores o supervisores de las obras que adelantamos y de la comunidad. Estos seguimientos son de largo plazo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.