Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/10/14 00:00

Teléfono roto uribista

Teléfono roto uribista

La semana pasada hubo un rifirrafe entre los candidatos uribistas que más parecía un toma y dame entre niños de colegio que le ponían quejas a su profesora. Andrés Felipe Arias acusó a Noemí Sanín de haberle dicho al presidente Uribe, en una reunión privada en la Casa de Nariño, que el gobierno había comprado el referendo en el Congreso. Juan Manuel Santos lo respaldó y afirmó que no quería meterse, pero que lo que decía Arias era verdad. Y Noemí, después de todo, señaló que lo que afirmaba en público lo sostenía en privado; que su interés era ser Presidenta en 2010 y que no quiere entrar en un concurso de sapería². Por supuesto, detrás de la aparente ingenuidad de las acusaciones, hay intereses de campaña electoral muy claros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.