Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/6/2012 12:00:00 AM

Tocar las nalgas: ¿Acoso o amor?

España tocó fondo. A la terrible crisis económica, a la amenaza separatista de Cataluña y a la ola de despidos en todas las empresas, se acaba de sumar una insólita sentencia de la justicia.

España tocó fondo. A la terrible crisis económica, a la amenaza separatista de Cataluña y a la ola de despidos en todas las empresas, se acaba de sumar una insólita sentencia de la justicia. ¿Puede un ejecutivo ir por los pasillos de la oficina, acercarse a una de sus compañeras, acariciarle las nalgas o darle un beso y seguir tranquilo su camino? Para la Audiencia Provincial de Madrid, la polémica respuesta es sí. Para el Tribunal es un “acto de simple ternura” ya que propinar “palmadas en las nalgas, tocamientos y besos no consentidos” no son conductas que puedan calificarse legalmente como “acoso sexual”, sino “sentimentales y amorosas”. En Colombia se vive el extremo contrario, como lo testimonia el caso del joven mensajero Víctor Alfonso García, condenado por el Tribunal Superior de Bogotá, a cuatro años de cárcel por tocarle las nalgas a una muchacha.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?