Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/13/2015 10:00:00 PM

“Toda la perversidad se concentró en Buenaventura”

El Centro Nacional de Memoria Histórica publicó uno de los informes más completos sobre Buenaventura. SEMANA habló con su director, Gonzalo Sánchez.

Semana: El título de su informe es ‘Buenaventura, un puerto sin comunidad’. ¿Eso qué significa?

Gonzalo Sánchez: Es una expresión de la comunidad sobre la tensión entre el puerto y el resto de la ciudad. El puerto antes generaba riqueza para la comunidad. Hoy, privatizado, no repercute en ella. No es que la gente no quiera el puerto, lo que quiere es que le sirva de algo.

Semana: ¿No es injusto señalar al puerto como responsable de todos los males?

G. S.: No quiero que se piense que esoy señalando algún vínculo entre el puerto y la criminalidad. De hecho, el informe demuestra que los gérmenes de la violencia de Buenaventura son exteriores. Guerrillos, paramilitares y bandas llegaron, se instalaron y hoy le sacan provecho.

Semana: A propósito del informe, usted ha dicho que Buenaventura “agotó el diccionario de la violencia”. ¿A qué se refiere?

G. S.: A que condensó toda la perversidad de la guerra. Hay asesinatos, torturas, secuestros, extorsiones y violencia contra la mujer. Y la violencia se ha aplicado de modos inimaginables hasta llegar a las casas de pique.

Semana: En el país hay muchos lugares violentos. ¿Por qué poner el foco allá?

G. S.: Porque es un ejemplo de cómo se pueden reunir todos los males en un solo lugar. La pobreza es extrema, el nivel de educación y salud permanece muy bajo y la discriminación es muy fuerte. Son cifras tremendas.

Semana: Hace un año el gobierno mandó tropas para contrarrestar la violencia, y hace poco las
autoridades celebraron la noticia de que había pasado un mes sin asesinatos. ¿Qué opina?


G. S.: Me parece totalmente ingenuo. El informe invita al Estado a reinventar el tratamiento que le ha dado a Buenaventura. No tiene sentido mandar una gran guarnición, pues la gente guarda sus armas y las saca cuando el Ejército se va. Lo estamos viendo ahora, pues los homicidios volvieron. La crisis allá no se resuelve con ocasionales intervenciones militares. Ese es un error tremendo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.