Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2006/09/02 00:00

¿Trabajo barato?

Los sueldos de los jefes de gobierno y de Estado siempre son controvertidos. En un mundo perfecto recibirían cero pesos o dólares. Pero ellos también tienen obligaciones. Y algunos admitirían que dada la responsabilidad, lo que les pagan son migajas. El tema salió a la palestra al conocerse esta semana que el presidente de Brasil, Lula Da Silva, duplicó su patrimonio durante sus años en el poder. Para evitar suspicacias, muchos presidentes han optado por reducir sus salarios cuando llegan al poder. Así lo hicieron Evo Morales y Alan García. Néstor Kirchner merece mención aparte: pocos días después de que Argentina le ganó 6-0 a Serbia-Montenegro en el Mundial, aprovechó la euforia para firmar la duplicación de su sueldo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.