Lunes, 23 de enero de 2017

| 2009/05/23 00:00

Un Dorado de problemas

Un Dorado de problemas

El pasado viernes, las marchas de los habitantes de Fontibón y Engativá en Bogotá contra la operación nocturna de la segunda pista del aeropuerto, no sólo generaron un caos enorme sino que esconden problemas de fondo. Desde un comienzo la Nación no quiso escuchar a Bogotá cuando la Alcaldía advirtió que la remodelación de El Dorado no podía abarcar solamente al aeropuerto, sino que afectaba una zona que supera 300 hectáreas. Además los vecinos exigen recibir en obras y empleo parte de la riqueza que generará el terminal. Se requiere que la Nación, en asocio con Bogotá y Cundinamarca, ponga los recursos para echar a andar la renovación urbana más grande del país. Las siguientes son algunas de las soluciones que se requieren para que El Dorado dé un verdadero salto al futuro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.