Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/21/2015 10:00:00 PM

Un manual muy triste

En febrero de 1985, Colombia contaba con la espeluznante cifra de 7.000 secuestrados en 20 años.

Ese delito se había vuelto común y muchos se preguntaban cómo prevenirlo, cómo actuar en caso de caer en garras de delincuentes y cómo negociar con ellos. Hace 30 años, SEMANA publicó un manual de auxilio. La forma más efectiva de evitar un secuestro consistía en tener un esquema de seguridad. Pero como muchos no podían darse ese lujo, los expertos recomendaban por lo menos un escolta. Y si también esto era inviable, sugerían aplicar principios básicos de prevención como instalar sistemas de alarma, variar rutinas y mantener reserva sobre los asuntos de la vida privada. A quienes terminaran secuestrados les aconsejaban conservar la calma y, sobre todo, la concentración, pues cualquier detalle podía ser clave para una liberación o para dar posteriormente con los responsables. A las familias les sugerían no solo controlar reacciones emocionales que pudieran agravar la situación, sino también encomendar cualquier trámite a un negociador. Las recomendaciones, tristemente, resultaron necesarias, ya que la ola de plagios no se detuvo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.