Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/11/2015 10:00:00 PM

Una marcha que marcó

Cerca de 30.000 personas salieron a caminar en las calles de Bogotá el 9 de abril en la Marcha por la Paz.

El evento inicialmente surgió como expresión de algunos sectores de izquierda pero inevitablemente terminó politizado. El presidente, Juan Manuel Santos, se unió a los caminantes en un gesto simbólico de respaldo y aprovechó para anunciar que dará un mes más sin bombardeos a la guerrilla. Incluso minutos antes de arrancar, el mandatario prendió una llama de la paz por las víctimas junto al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, que permanecerá encendida hasta que se firme un acuerdo. Y la delegación de las FARC en La Habana escribió un comunicado en el que interpretó la marcha como una expresión del compromiso de los colombianos a una salida negociada del conflicto. Pero a algunos les molestó que el gobierno aprovechara esa cita. Fabrizio Hochschild, coordinador de las Naciones Unidas, fue al Centro de Memoria pero no marchó. Y el uribismo calificó el encuentro como una ‘farsa santista’. Más allá del proceso de paz, lo cierto es que esta marcha simboliza el rechazo de los colombianos a la violencia y confirma que son más los que quieren que esta guerra acabe pronto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.