Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2015/12/19 21:00

“Vamos a hacerle la guerra a Uber”

Andrés Gutiérrez, cofundador de Tappsi, habló con SEMANA sobre su alianza con Easy Taxi y su intención de convertirse en la mejor aplicación de transporte de América Latina.

Semana: ¿En qué consiste la fusión?

Andrés Gutiérrez: No puedo hablar de cifras porque algunos socios de Easy Taxi son empresas que reportan en bolsa. Pero fue un intercambio de acciones tras unas negociaciones de cuatro meses.

Semana: ¿Por qué mejor no crear una sola marca poderosa?

A. G.:
Porque cada marca, de por sí, ya es conocida. No nos parecía justo obligar a los amantes de Tappsi a pedir por Easy Taxi, o viceversa.

Semana: Ustedes llevan casi cuatro años en el mercado. ¿Cómo les ha ido financieramente?

A. G.: Arrancamos como un emprendimiento con el apoyo de Impulsa, un brazo de inversión de Bancóldex. Recibimos un crédito, y a los dos años vino la primera inyección de capital de un fondo de riesgo argentino. Después empezamos a monetizar y hoy tenemos un crecimiento de 200 por ciento anual. Queremos seguir así para en unos años ver ganancias.

Semana: ¿Van por el mercado de taxis de lujo que se va a abrir en 2016?

A. G.: Como emprendimiento no tenemos plata para pagar multas por hacer algo ilegal. Estamos esperando a que regulen totalmente el servicio para incursionar. Es importante añadir que vamos a conservar la aplicación para pedir amarillos.

Semana: En el nuevo servicio de lujo estarán también las grandes empresas de transporte individual. ¿Ustedes van a dar la talla?

A. G.: Confiamos en nuestra propuesta de valor, y si replicamos las buenas prácticas de los últimos años, vamos a ser la app número uno en servicio de lujo. Nosotros entendemos a fondo la tecnología y contamos con un sistema de calificación que permite controlar a los conductores. En el futuro queremos que cuando una persona pida un taxi le llegue no solo el conductor más cercano, sino el mejor calificado.

Semana: ¿Ustedes por qué dicen que Uber es ilegal?

A. G.: Porque los carros que usan no están autorizados para prestar el servicio y porque no pagan los seguros, ni reportan. Ahora bien, no estamos en contra de la app porque eso es lo que somos.

Semana: Pero ni siquiera el reciente decreto del gobierno declara a Uber ilegal.

A. G.: Para mí, sin duda, Uber es ilegal.

Semana: Al ser protagonistas de la innovación, ¿no deberían tomar más bien el camino de Uber?

A. G.: Puede que parezcamos chapados a la antigua, pero en la clase de ética que tomamos en la Universidad de los Andes nos enseñaron a nunca hacer nada ilegal, y mucho menos de frente.

Semana: Ustedes, sin embargo, quieren competir con Uber. ¿Cómo?

A. G.: A punta de servicio, innovación y funcionalidad enfocada al mercado colombiano. Por ejemplo, que solo se pueda pagar con tarjeta de crédito nos parece absurdo. Usen ese servicio en Europa en donde la tasa de bancarización es del 85 por ciento, pero no en Colombia en donde solo una pequeña parte de la población puede acceder a un servicio ‘tan bueno’. Nosotros no solo tenemos tarjeta de crédito, sino DaviPlata, que es la billetera del pueblo, un servicio prepago en Efecty en donde recargas carreras de Tappsi, entre otros.

Semana: Uber ha diversificado su negocio: hoy ofrece la posibilidad de contratar conductores 'ángeles', servicios de mensajería, chóferes bilingües, entre otros. ¿Ustedes van a ofrecer esos servicios?

A. G.: Si, de hecho ya lanzamos un servicio de mensajería. Nos encantaría, además, coquetear con el tema de los helicópteros que va a lanzar Aviatur, y vamos a seguir viendo que otras necesidades están insatisfechas, para poderlas cubrir totalmente.

Semana: ¿Puede esperarse entonces una gran guerra por la hegemonía de Uber en 2016?

A. G.: Sí, pueden esperar una gran guerra. Además, vamos a volver a enamorar a los usuarios que han tenido malas experiencias en los taxis.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.