Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2007/02/03 00:00

Vergüenza

La semana pasada se cumplieron cinco años del asesinato de Orlando Sierra, el subdirector del diario La Patria de Manizales. Ese 30 de enero un sicario le disparó en la puerta del diario, y falleció dos días después. A los pocos minutos del atentado, la Policía capturó al sicario, quien aceptó los cargos y dijo que cometió el crimen por razones personales, pero que se había equivocado de víctima. Esa defensa le sirvió para lograr una condena de 19 años, pero nunca consiguió convencer a los manizaleños que sabían la incomodidad que las denuncias de Sierra producían en la clase política local que, según varias hipótesis, estarían tras su muerte. La versión del sicario quedó en entredicho cuando dos coautores que le habrían pagado por el crimen fueron capturados y sentenciados a pagar 28 años de prisión. ¿Por qué, pese a los avances, aún no hay claridad sobre la posible participación de dirigentes políticos en este crimen? Hay indicios que involucran al presidente del Directorio Liberal de Caldas, Ferney Tapasco, quien ya rindió versión libre. La expectativa se centra sobre lo que va a resolver la Fiscalía, pues mientras los autores intelectuales no sean capturados, el crimen seguirá en la impunidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.