Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/13/2013 12:00:00 AM

¿Y qué si un hoyo negro absorbe a un astronauta?

Algunos de los físicos más importantes del mundo están peleando por cuenta de una pregunta que parece ridícula, pero que podría poner en duda importantes teorías.

Algunos de los físicos más importantes del mundo están peleando por cuenta de una pregunta que parece ridícula, pero que podría poner en duda importantes teorías. ¿Qué le pasaría a un astronauta si un hoyo negro lo absorbiera? Un reciente artículo de la revista Nature expone el debate. Según Albert Einstein, un hoyo negro se abre cuando la gravedad de un objeto es tan pesada que encorva el espacio hasta que ni siquiera la luz puede salir de él.

Quienes hasta hoy creían esto, pensaban que una persona que entrara a un lugar semejante experimentaría, primero, la sensación de estar flotando y, luego, de estarse estirando. Después su cuerpo se partiría en pedazos para, finalmente, unirse otra vez y quedar hecho una sola bola de masa. Pero ahora el físico Joe Polchinski, de la Universidad de California, ataca esta versión. Con base en una teoría de Stephen Hawking, según la cual un hoyo negro no es negro, Polchinski cree que la entrada a ese misterioso orificio sería algo similar a “un anillo de fuego que quema todo lo que pasa”. Así, si un astronauta llegara allí, quedaría inmediatamente carbonizado. ¿Quién tiene la razón? La respuesta a este dilema es importante porque de ella dependen el futuro de las teorías de Einstein y el de la física cuántica.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.