Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/26/2002 12:00:00 AM

“Yo creo en Noemí”

Gloria Pachón, viuda de Luis Carlos Galán, explica por qué decidió adherir a la campaña de Noemí Sanín.

SEMANA: ¿Por qué sólo ahora adhiere a Noemí Sanín?

Gloria Pachon: No es una situación de ahora. Siempre la he apoyado. Así ocurrió durante la campaña presidencial anterior. Creo en su trayectoria limpia y en su preparación.

SEMANA: ¿Entonces qué es lo nuevo?

G.P: Que quiero ir más allá de mi adhesión, quiero involucrarme directamente en la campaña y colaborar al máximo.

SEMANA: ¿Cree que ella puede ganar?

G.P: En política siempre hay sorpresas. Además una no adhiere a una causa sólo para ganar sino también para defender unos principios.

SEMANA: ¿Y cuáles son los principios de Alvaro Uribe y de Horacio Serpa que no le gustan?

G.P: Horacio Serpa, contra quien no tengo nada, representa al Partido Liberal pero no al liberalismo.

SEMANA: ¿Y Alvaro Uribe?

G.P: Es el candidato por el cual yo votaría si fuera conservadora, pero no lo soy.

SEMANA: ¿Su adhesión es a título personal o del galanismo?

G.P: Es estrictamente personal. El galanismo como movimiento político no existe. Y como legado otros lo representan mejor que yo. Por ejemplo, está Alberto Villamizar, que trabajó toda la vida con Luis Carlos y quien se lanza al Senado con una plataforma antisecuestro.

SEMANA: Usted llegó hace tres años a Colombia y no se le ha visto mucho. ¿Cómo se ve usted en este momento de su vida?

G.P: Llevo una vida discreta, centrada en mi familia. Me doy cuenta de que todo mundo me considera ante todo la viuda de Luis Carlos. Pero no se les olvide que yo toda la vida también he sido periodista.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.