Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2004/08/22 00:00

Alirio García Soto

Alirio García Soto

El párroco de Villavieja, Huila, produjo un escándallo cuando un noticiero de televisión reveló que no sólo vive con una mujer, con quien tiene dos hijas, sino que la golpea. El sacerdote admitió que viola sus votos de castidad, pero no que le pega a su compañera. El caso está en el juzgado promiscuo de la localidad

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.