Lunes, 23 de enero de 2017

| 2009/01/19 00:00

Andrés Uriel Gallego

A la deficiente gestión del Ministro de Transporte, que tiene al país sumido en un atraso vial, se sumó el vergonzoso espaldarazo que le dio esta semana al director del Invías, quien a pesar de haber sido destituido por la Procuraduría, sigue atornillado al cargo.

Andrés Uriel Gallego


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.