Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/1/2005 12:00:00 AM

"A la violencia hay que saberla manejar"

El filosofo español Fernando Savater, que estuvo en Colombia para presentar su más reciente libro, 'El gran laberinto', habló con SEMANA.

SEMANA: ¿Estar tan expuesto a los medios no interfiere con el trabajo de los intelectuales? FERNANDO SAVATER: Lo que pasa es que los medios son el Ágora moderna. Un filósofo o un educador no se encierra en un cuarto para que nadie lo vea. Si quieres hablar con la gente tienes que estar en los medios. SEMANA: Pero hay gente que tiene necesidades tan urgentes que no le permiten pensar cuestiones filosóficas... F.S.: Como todas las cosas buenas, pensar hoy es un lujo; por eso el deber principal de una sociedad es el de luchar contra las dos lacras que imposibilitan su desarrollo, que son la ignorancia y la miseria. Donde hay ignorancia y miseria es muy difícil que haya democracia. SEMANA: ¿Qué reflexión hace acerca del conflicto armado en Colombia? F.S.: El caso de Colombia es raro, porque se presenta un enquiste de la violencia que no se da en otras partes; sin embargo, no existen sociedades que no hayan sido violentas. La violencia es algo que hay que saber manejar, conscientes de que es el arma de los que no logran hacerse entender. SEMANA: Sin embargo, la sociedad siente confianza en las soluciones que plantea el actual gobierno... F.S.: El gran error de los gobernantes pragmáticos es que quieren arreglar todo a corto plazo sin pensar que a largo plazo eso tendrá consecuencias todavía peores. Los dirigentes más pragmáticos son los que se equivocan de una manera más grave. SEMANA: Pero hay una sociedad que está sufriendo y que no puede esperar soluciones a largo plazo... F.S.: Cuando un conflicto es tan largo y tan complejo como el de Colombia, las soluciones no pueden ser de un día para otro. Si la sociedad que está sufriendo no puede esperar, pues qué se le va hacer, las soluciones se piensan en medio de la tempestad. SEMANA: Usted vive lleno de preguntas, ¿tiene alguna certeza? F.S.: La misma que todos tenemos, que no es posible renunciar a la libertad. Nuestra condición humana no nos deja más salida que tomar decisiones y como no podemos "no elegir", entonces lo máximo a lo que podemos aspirar es pensar bien lo que hacemos e inventarnos una vida buena. SEMANA: ¿Y cuál es su pregunta favorita? F.S.: ¿Qué hay de comer?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.