Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/22/2011 12:00:00 AM

"El banco me está violando mis derechos"

Juan Gabriel Gómez, profesor de la Universidad Nacional, habla de la pesadilla que ha sido donarle 75 dólares a WikiLeaks a través de Colmena Bcsc.

SEMANA: ¿Cómo ha sido el tortuoso camino para donar esa plata?

JUAN GABRIEL GÓMEZ: Yo he sido un seguidor de WikiLeaks. Cuando vi que Visa y Master Card, entre otros, cortaron sus canales para que siguiera recibiendo recursos, decidí ir a mi banco, Colmena Bcsc, para donar 75 dólares.

SEMANA: ¿Y eso es fácil o no?

J.G.G.: Es una transferencia de fondos. En este caso, al Landsbanki en Islandia. Me pidieron, como en otras transferencias, que diera fe del origen de los recursos y para quién iban. Una vez les dije que era para WikiLeaks, empezaron a aparecer trabas. Me dijeron que la cuenta del banco estaba errada, a pesar de que era cierta. Lo cierto es que no hicieron la operación.

SEMANA: ¿Y qué hizo?

J.G.G.: Le escribí una carta a la defensora del cliente. Luego, de la sucursal me dijeron que el corresponsal internacional no podía hacer el giro y después que “la transacción tiene implícito un riesgo reputacional para nuestra organización”, en ese caso, Colmena. Le volví a escribir a la defensora del cliente y ella me respondió que el banco puede negar esta transacción y que ella no tiene, por ley, facultad para pronunciarse sobre estos temas.

SEMANA: ¿O sea que usted no puede hacer lo que quiera con su plata?

J.G.G.: El banco me está limitando mi derecho a la libertad y me está discriminando, pues al contrario de la Lista Clinton, no hay ley ni orden judicial que diga que WikiLeaks es una organización terrorista, criminal o que no se le puede enviar dinero.

SEMANA: ¿Y por qué no manda la plata por Western Union y ya?

J.G.G.: En Colombia hay una cultura de pararse muy rápido de la silla. Lo que quiero es que el banco revise su posición, pues no puede con su criterio decidir a quién le puedo dar mi plata y a quién no. Esta es una oportunidad para hacer un debate en torno a los derechos de los clientes y la discrecionalidad de los bancos, en los que hay cada vez menos confianza.

SEMANA: ¿Hasta dónde va a llegar?

J.G.G.: Le envié una nueva carta con argumentos suficientes para que el banco recapacite. Si no, tendré que recurrir a la justicia.
 
SEMANA: ¿Cree que Assange es el nuevo Che Guevara, un revolucionario?
 
J.G.G.: No. Ese tiempo ya pasó. Ahora es el de la colaboración y las acciones en red, y Assange es la cara de muchas manos que están trabajando por decir la verdad.

SEMANA: ¿A usted le gustaría que le revelaran sus secretos?

J.G.G.: Parafraseando a Nietzsche: “La mayor libertad es no tener vergüenza”.

SEMANA. Oiga, y ¿cuánto donó para las víctimas del invierno?

J.G.G.: He donado a esas y otras causas, pero esta pregunta desvía el debate de mi libertad de donarle 75 dólares a WikiLeaks.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.