Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2002/12/07 00:00

"El 'Caliwood' sigue vivo"

Después de 16 años 'Caliwood' revive. El documentalista Antonio Dorado rodará en Cali 'El Rey', una película de gángsters.

SEMANA: ¿Para qué hacer una película sobre el narcotráfico que tanto ha marcado a esta ciudad?

Antonio Dorado: Quiero aprovechar la distancia temporal que existe entre la época en que sucede El Rey (años 60 y 70) y el momento actual para propiciar una mirada crítica sobre el origen de este fenómeno. Apoyado en la estética del cine negro intento narrar cómo se vincula el bandidaje local, bastante popular e ingenuo, en esa dinámica de violencia y muerte que trajo el narcotráfico.

SEMANA: ¿Pero cuál es el eje central de la historia de El Rey?

A.D.: Este proyecto inicialmente era un documental que giraba en torno al 'Grillo', un personaje famoso que hizo parte del malevaje caleño de los años 70. Cuando la convertimos en una historia de ficción investigamos mucho las páginas judiciales para nutrir y ampliar la galería de bandidos locales que necesitábamos y evitar hacer la biografía de uno solo. Lo que resulta es la suma de los mitos que existen en torno a esa primera generación de hampones que todavía no eran los mafiosos perseguidos por todo el mundo.

SEMANA: ¿Quiénes son sus cómplices en esta película?

A.D.: Tengo que reconocer que a pesar de la difícil situación económica y que la temática del narcotráfico no es bien vista, la gente del Valle del Cauca, empresas, entidades del gobierno y fundaciones culturales, nos han apoyado generosamente. Inicialmente sólo contábamos con un estímulo que nos entregaron en 1998, como mejor guión para ópera prima, del Ministerio de Cultura. Durante estos cuatro años hemos conseguido socios para financiar 90 por ciento del rodaje y, gracias al Ministerio de Cultura de Francia, recibimos hace poco el Fond Sud, un apoyo en dinero que cubre el total de la posproducción. Mención especial merecen los 15 diseñadores caleños que se han vinculado a la película aportando los 1.000 vestuarios que se requieren.

SEMANA: ¿Y qué pasó con esa banda de realizadores conocida como el Caliwood?

A.D.: En Cali no se volvió a rodar una sola película en 16 años, por eso la mayoría de los realizadores se han ido a Bogotá. Pero el Caliwood sigue vivo, a veces la gente cree que es como un recuerdo o una más de las anécdotas de la ciudad vieja, pero esta película y las que vendrán después alimentan esa visión de Cali como Meca de la realización audiovisual del país. Los que están afuera ya vendrán porque Cali nunca suelta a nadie del todo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.