Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2010/05/23 00:00

"El Icfes no se rajó"

La directora, Margarita Peña Borrero, habló sobre el revolcón que se le dio a la institución y el valor de las pruebas que realiza.

"El Icfes no se rajó"

SEMANA: ¿Los cambios indican que el Icfes se rajó?
 
MARGARITA PEÑA: No hemos cambiado los exámenes, lo que cambió fue la institución. El Icfes se fundó en 1968 para expandir la educación superior, y allí había una pequeña oficina para el Servicio Nacional de Pruebas, que originó lo que todo el mundo conoce como las pruebas del Icfes. El viernes se lanzó el nuevo Icfes.

SEMANA: ¿Por qué decidieron hacer los cambios?

M.P.: Porque no estaba estructurado para trabajar al ritmo de la demanda y exigencias técnicas de las evaluaciones. Había que transformarlo y dejarlo autónomo. Por eso se creó el Icfes como empresa dedicada a la evaluación, que presta servicios a toda entidad que lo requiera y que mantendrá su seriedad como evaluador.

SEMANA: ¿Por qué es importante que el Icfes sea autónomo?

M.P.: Porque así se garantiza que las pruebas no se van a cambiar para mejorar resultados ni para maquillar la situación de educación del país por presiones de los gobiernos de turno.

SEMANA: ¿Para qué sirven las pruebas del Icfes?

M.P.: Para dar información de alta calidad, para saber dónde estamos parados, qué es lo que no funciona y qué debemos ajustar en la educación.

SEMANA: ¿En qué beneficia a los estudiantes?

M.P.: Los resultados finales no solo hablan de la calidad de la educación en el país, sino que le muestran a cada estudiante cuáles son sus competencias y en qué áreas debe mejorar.

SEMANA: ¿Y no da un poco de susto evaluar en un país que tiene baja calificación en pruebas internacionales?

M.P.: La evaluación no se hace para rajar, premiar o castigar sino para saber cómo estamos. La evaluación no debe dar miedo. Como dicen los expertos, educar sin evaluar es como jugar fútbol sin contar los goles.

SEMANA: ¿Los colegios han usado esa información?

M.P.: Faltan esfuerzos para que la información sea usada por profesores, rectores, alumnos y también por los padres. Es importante que ellos se apropien de estos resultados para que puedan exigir en sus colegios.

SEMANA: ¿Qué amenaza en Colombia la calidad de la educación?

M.P.: La pobreza y la desigualdad.

SEMANA: ¿Y usted cuánto sacó en la prueba del Icfes?

M.P.: No me acuerdo, pero sí la presenté. Es que eso fue hace mucho tiempo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.