Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/19/2014 12:00:00 AM

¿Vuelve el niño?

La Organización Meteorológica Mundial acaba de anunciar que es ‘bastante grande’ la posibilidad de que este fenómeno climático vuelva a afectar al país. SEMANA habló con el director del Ideam, Omar Franco, para aclarar si es necesario encender las alarmas.

SEMANA: ¿Viene El Niño o no?

OMAR FRANCO: Va a llegar. De acuerdo con los modelos, la probabilidad de que se desarrolle es alta. Si esto sucede, sentiríamos su impacto en el último trimestre de 2014 y en el primero de 2015.

SEMANA: ¿Hay que alarmarse?

O. F.: No. Pero es urgente contener sus efectos. El llamado va al sector agrícola, al pecuario y al de agua potable. Los sistemas de producción del país deben prepararse para buscar un suministro de agua alternativo.

SEMANA: ¿Por qué acusan al Ideam de no reaccionar?

O. F.: Hemos hecho nuestro trabajo bajo parámetros serios. Todos los días producimos información, dos veces al mes nos reunimos con el sector energético y tenemos encuentros con el agrícola y con la Unidad de Riesgo. Estamos cumpliendo.

SEMANA: Usted alertó ya hace meses sobre la tendencia. ¿No han empezado a actuar?

O. F.: ¡Pero si llevamos muchos años en esto! Lo que pasa es que todavía hay mucho por hacer. Hay que evitar vernos arrojados a la planeación a corto plazo. Por eso insisto: hay que ponerse manos a la obra para estar listos, en el caso de que se desarrolle el fenómeno.

SEMANA: ¿Por qué dice que ‘en caso de que suceda’? ¿No es suficiente que las agencias digan que El Niño alcanzará sus umbrales entre junio y agosto?

O. F.: Lo que observamos es una tendencia superior al 50 por ciento. Esto significa que el fenómeno puede consolidarse o, también, desacoplarse. La incertidumbre exige estar alerta, no alarmar.

SEMANA: ¿Es El Niño un efecto del cambio climático?

O. F.: Hay una diferencia entre el cambio y la variabilidad climática. El primero es de largo plazo y nos obliga a ajustarnos al daño que causó el hombre. Un ejemplo son los glaciares, que venimos perdiendo hace 30 años. La variabilidad, en cambio, es natural. Y a ella pertenecen El Niño y La Niña. Lo que pasa es que con el cambio climático la variabilidad se ha ido acentuando. Por eso El Niño y La Niña son ahora más frecuentes.

SEMANA: Hace poco, un experto del Panel Intergubernamental de Cambio Climático dijo que ‘dejaremos a nuestros hijos un planeta destrozado’. ¿Aplica esto a Colombia?

O. F.: La frase es contundente. Lo que hacemos con nuestros recursos naturales es preocupante, y no hemos sido capaces de responder a la pregunta de cómo vamos a usar el territorio para la producción. El desarrollo es tan importante como la sostenibilidad ambiental. Vea el caso de los páramos. Son nuestra única fuente hídrica superficial en la zona con más población en Colombia, y los estamos perjudicando. Ya lo ha dicho todo el mundo: Colombia es altamente vulnerable al cambio climático. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.