Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/14/2013 12:00:00 AM

“Prefiero a las mujeres”

El alcalde de Valledupar, Fredys Socarrás, es uno de los mejores del país. Atribuye su éxito a las mujeres con que trabaja pues, según él, ellas han sacado la corrupción de la ciudad. SEMANA habló con él.

SEMANA: Dos de cada tres de los puestos de su Alcaldía están ocupados por mujeres. ¿Por qué cree que son el remedio contra la corrupción?

FREDYS SOCARRÁS: Ellas salvaguardan los intereses colectivos, son más organizadas y responsables y menos propensas al soborno. Además, en el servicio público la puntualidad es una fortaleza, y ellas la tienen.

SEMANA: ¿Qué hizo cuando llegó a la Alcaldía?

F.S.: La depuré de corruptos. La desconfianza era inmensa, pues había habido un desfalco millonario. Nombré mujeres en los cargos más altos, y ellas generaron un matriarcado sano y recuperaron la confianza. Los recaudos se han duplicado en estos dos años.

SEMANA: ¿En qué se basa para decir que es más fácil sobornar a un hombre?

F.S.: Por mi experiencia, yo prefiero a las mujeres. Es que hay cargos que se dan para robar. La oficina jurídica maneja la contratación, y eso lo lidera una mujer. También el programa de vivienda está en manos de una mujer. La ciudad venía sumida en 12 años de corrupción. Lo decidí porque los resultados se ven.

SEMANA: Pero no podrá excluir a los hombres para siempre. ¿Qué hacer para que cambien?

F.S.: Transmitirles el mensaje de la transparencia. Lo único en que uno no se puede equivocar es en el manejo de los recursos.

SEMANA: Cuando era candidato prometía estar “siempre en la calle”. Ahora que tiene el 83 por ciento de aceptación, ¿sigue en la calle?

F.S.: Por las mañanas troto y los fines de semana visito mi viejo barrio. Quien quiere charlar conmigo me encuentra donde mi mamá. Un alcalde no puede subirse al pedestal y olvidar a los demás. Debe estar cerca de la ciudadanía para recibir confianza.

SEMANA: ¿Es posible cambiar la mentalidad de la gente en cuatro años?

F.S.: Yo quiero que la gente no se equivoque al escoger a sus próximos gobernantes. Para ello, entre otras cosas, combato el analfabetismo, pues esto implica una transformación necesaria: que los vallenatos puedan ejercer sus derechos.

SEMANA: Usted es médico. ¿Cómo terminó en la política?

F.S.: Mi padre era un carpintero humilde, pero rígido en sus valores. De él aprendí que lo que da no es el dinero sino el buen comportamiento. Y aprendí a pensar con una mentalidad abierta. Estudié Medicina, pero la abandoné al ver la situación de Valledupar. Personalmente, mi meta es dejar en alto el nombre de mi padre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.