Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/01/25 00:00

"Ese `e-mail´ sí es un fraude"

Guillermo Botero, presidente de Fenalco, responde a las dudas que ha generado un correo que denuncia el redondeo de las vueltas en los supermercados

"Ese `e-mail´ sí es un fraude"

SEMANA: ¿Le llegó el famoso ‘mail’ que denuncia el redondeo en tiendas y supermecados?

Guillermo Botero: Sí, y déjeme decir que eso es total y absolutamente falso. Cuando una persona dona 50, 60 ó 500 pesos para redondear las vueltas, esa plata no entra al supermercado, sino que se contabiliza como el ingreso de un tercero. Esos recursos se trasladan a una organización benefactora.

SEMANA: Pero ¿qué fundamento tiene ese ‘mail’?

G.B.: Ese mail es una copia de un hecho que ocurrió en México y Argentina. Un artista acá copió la carta y la ha mandado por todos lados diciendo que en Colombia se hace lo mismo. Pero es un plagio sin fundamento de lo que ocurrió allá.

SEMANA: Pero el correo dice que los supermercados usan esa plata para obtener exenciones tributarias

G.B.: Eso no es cierto y no permite que ocurra una evasión de impuestos o que los supermercados obtengan beneficios tributarios. Lo que sí es un fraude es ese correo electrónico.

SEMANA: Pero ¿quién controla y vigila el uso de esos recursos?

G.B.: Eso está auditado por compañías de clase mundial que pueden certificar que las empresas no reciben ningún beneficio tributario por cuenta de estas donaciones. El manejo es totalmente transparente.

SEMANA: ¿Puede un cliente reclamar un certificado?

G.B.: Las personas que quieran su certificado pueden conseguirlo. Almacenes Éxito, por ejemplo, tiene un espacio en su portal para que le expidan el certificado, sin importar el monto.

SEMANA: ¿Y los supermercados sí se meten la mano al dril para hacer donaciones?

G.B.: Sí. Por cada peso que dona una persona, el Éxito pone otro.

SEMANA: ¿Si se acaba el redondeo, a quién le va peor?

G.B.: Están produciendo un daño inmenso a esas organizaciones de beneficencia. El Minuto de Dios se ha visto perjudicado por esos comentarios malintencionados. Nos tiene profundamente preocupados, son obras que merecen todo el apoyo de los colombianos, acaban perjudicando a las clases más desfavorecidas.

SEMANA: ¿Y usted sí dona sus vueltas?

G.B.: Siempre.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.