Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/27/2010 12:00:00 AM

"Estamos haciendo catarsis"

María Fernanda Yépez habló de su papel como Rosario Tijeras, de la polémica que ha generado la serie y de las reflexiones que le ha dejado volver a vivir en Medellín.

SEMANA: ¿Cómo fue regresar a Medellín?

María Fernanda Yépez: Llegué feliz porque desde hace ocho años no vivía en Medellín, y pude estar con mis papás, mi familia y mis amigos. Cada vez que vengo me sorprende el progreso de la ciudad, pero también me asombró que estamos regresando a épocas de violencia que ya habíamos superado.

SEMANA: ¿Qué les dice a quienes afirman que la televisión se llenó de mafiosos, sicarios y prepagos?

M.F.Y.: Es una realidad que tenemos. Es nuestra historia y hay que contarla, no echarle tierra. Creo que después de Sin tetas no hay Paraíso, El Capo y Rosario, entre otras, llegamos al límite. Ahora podemos hacer una catarsis para decir “Ya no más”, y llevar a que cada uno de nosotros haga algo para cambiar.

SEMANA: ¿Cómo ha hecho para cambiarle el sello que Flora Martínez le puso a ese personaje en la película?
 
M.F.Y.: Yo hago mi Rosario como la leo, la siento y con lo que he vivido. Parte de mi vida en Medellín está detrás de ella. Mi Rosario es como un animalito asustado, como una mantarraya que se ve pausada, calmada, inofensiva, pero si la toreas puede ser letal.

SEMANA: ¿Qué se siente encarnar a una sicaria?
 
M.F.Y.: La primera vez que disparé un arma en las grabaciones me asusté con el ruido, de pensar si ocurriera de verdad... me parece espeluznante. Ahora estoy dando plomo. Hoy maté al número 12 en la serie, ya se volvió como un juego lleno de adrenalina. Comprendí la frase de Jorge Franco cuando dice en el libro que “matar es más fácil que amar”.

SEMANA: ¿Pero no cree que están vendiendo un modelo de vida para los niños y jóvenes?
 
M.F.Y.: Entonces hay que censurar los noticieros, el periodismo amarillista, los políticos que corrompen este país, que hacen tantas cagadas... Es increíble que a la gente le duela más ver una serie, que en últimas es una novela, que ver a niños viviendo en la calle, abandonados, maltratados.
SEMANA: ¿Por qué cree que los paisas están bravos con la serie?
 
M.F.Y.: Al contrario. En Manrique, donde estarían los afectados, están felices. Dimos empleo, pudieron ver cómo es la televisión y compartir con nosotros. Allí hay un gran talento al que hay que darle oportunidades.

SEMANA: ¿Que opina de lo que dijo ‘El Colombiano’ de que este es otro sorbo de insensatez, chabacanería, malos modismos y una alta dosis de cultura narco?

M.F.Y.: Es lo que hay.

SEMANA: ¿Conoció a alguna Rosario de verdad?
 
M.F.Y.: No tuve la oportunidad, me quedé con las ganas, pero por la gente que nos ayudó, sabemos que hay varias.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.