Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/23/2002 12:00:00 AM

"¡Esto es apasionante! ¡Es apasionante!"

Miguel Angel Bastenier, subdirector de 'El País' de España, se convirtió en el colombiano 44 millones y pico.

SEMANA: ¿Qué significa para usted recibir la nacionalidad colombiana?

Miguel Angel Bastenier: He entablado una relación con los colombianos y con Colombia muy íntima, muy intensa. Algunas veces incluso he hecho críticas, no ha dejado de haber quien las ha malinterpretado y hay quien se ha molestado. Yo hacía esas críticas absurdamente quizá, pero sintiéndome parte de este negocio, parte de esta sociedad, parte de esta realidad. Bueno, suena hasta un poco cursi decirlo pero yo quiero a este país. El país que más me gusta del mundo es Colombia. Es el más interesante y en el que me siento mejor y en el que tengo más amigos.

SEMANA: Una pregunta cliché, ¿qué es lo que tanto le gusta del país?

M.A.B.: Colombia, desde el punto de vista informativo y humano, es una segunda juventud para mí. Además es un país interesantísimo. No quiero caer en el cliché. La naturaleza es extraordinaria pero me da igual, a mí lo de la naturaleza me importa un rábano. Las mujeres son guapísimas, eso me importa mucho, pero no voy a decir la tontería de que sus mujeres son incomparables y etcétera. Amigos tengo un montón y sí, son afables e interesantes y cordiales, pero tampoco bastaría. ¡Esto es apasionante! ¡Es apasionante! Esto es un laboratorio, es un país debatiéndose consigo mismo, que acabará ganando Colombia y espero verlo. Esta será una gran nación en el siglo XXI.

SEMANA: En España qué piensan de esto, ¿que es una excentricidad suya?

M.A.B.: Bueno? no se han enterado todavía porque yo no lo he ido contando por ahí. Pero la pregunta es buena. Los españoles son tan listos que se pasan de listos. Y muchos pensarán que es una excentricidad mía, ciertamente. Quienes lo comprenderán son los que conocen Colombia y algún amigo íntimo. Pero no es ninguna tontería esta pregunta: 'Bastenier llamando la atención siempre. Ahora resulta que se hace colombiano', habrá quien pensará eso y me tiene sin cuidado.

SEMANA: Otra pregunta cliché. A usted le encanta comer bien, ¿de la comida colombiana qué es lo que más le gusta?

M.A.B.: Me parece deplorable que en Bogotá los presuntos buenos restaurantes ninguno sea colombiano, que den comida internacional. Es una vergüenza que no haya media docena de restaurantes que den comida colombiana. Que es comida castellana adaptada al clima. ¿Qué es lo que me gusta más? El ajiaco. Se come aquí de miedo y todo el mundo va a comer de extranjero. ¡Qué absurdo!
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.