Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/25/2010 12:00:00 AM

"Esto es una mezcla de tragedias"

Carlos Iván Márquez, director del Socorro de la Cruz Roja, quien ha trabajado en toda clase de calamidades, habló de las que vive el país por el invierno.

SEMANA: Usted, que estuvo en Armero, en el terremoto del Eje Cafetero, en Haití, en huracanes en Centroamérica y en tantas emergencias,¿qué opina del invierno actual que azota al país?

Carlos Iván Márquez: Es algo tan grave que todavía no sabemos su magnitud. Hay 2.200.000 personas afectadas, 284 muertos, un invierno que compromete a casi todo el país, pues ya son 707 municipios en 28 departamentos, y hay familias, comunidades y pueblos divididos o destrozados, pero lo preocupante es que aún no termina.

SEMANA: ¿Qué es lo que más lo ha impresionado?

C.I.M.: La Mojana parece la tierra después del Diluvio, y ni hablar del Chocó. Es muy impactante la remoción de masa que está consumiendo a Gramalote, un pueblo de 150 años, algo que nunca había visto. Ver derrumbes que entierran carros o barrios, pueblos enteros sumergidos y sin dónde poner un refugio... Transeúntes enterrados o muertos por árboles que se caen o por atravesar un río... Esto es una mezcla de terremoto, huracán, tempestad, tsunami y deslizamiento.

SEMANA: ¿Qué consecuencias va a tener este invierno?

C.I.M.:
Este invierno marcará un antes y un después. Así como Armero obligó al país a crear una red de emergencia y atención de desastres o el terremoto del Eje Cafetero a tener normas exigentes de sismorresistencia, este invierno va a obligar a construir y reconstruir un país menos vulnerable, a mitigar el riesgo de las personas. El mejor constructor es el verano, pero el mejor interventor es el invierno, y nos está pasando la cuenta de cobro y advirtiendo de lo que debemos corregir en el futuro.

SEMANA: ¿Estaba el país preparado para esta tragedia?

C.I.M.:
Nosotros estábamos preparados para lo peor y estamos en eso.

SEMANA: ¿Qué es lo que más le preocupa?

C.I.M.:
Lograr que las comunidades afectadas retornen a su vida normal. Ahí hay un problema humanitario, social, económico y psicológico.

SEMANA: ¿Los colombianos han sido solidarios en esta tragedia?

C.I.M.:
La Cruz Roja solo tiene palabras de agradecimiento y de orgullo con los colombianos que han demostrado de nuevo su inmensa generosidad. Hemos recibido más de 1.100 toneladas de ayuda, más de 1.900 millones de pesos y soporte al trabajo intenso de nuestros 40.000 voluntarios.

SEMANA: ¿Qué les pide a los colombianos?

C.I.M.:
En zonas de riesgo, estar alerta y preservar la vida, ante todo. Y a los que puedan, que sigan ayudando con alimentos, elementos de aseo, cocina, vajillas, cobijas, sin importar que las lluvias bajen. Se requiere una ayuda de largo aliento, y la Cruz Roja no va a parar hasta que esto termine.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.