Jueves, 30 de octubre de 2014

| 2013/03/29 00:00

“Gabo quiso salvar al periodismo”

La Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano presentó el libro ‘Gabo, periodista’, que destapa la faceta menos conocida de Gabriel García Márquez. Su director Jaime Abello habló con SEMANA.

“Gabo quiso salvar al periodismo” Foto: Guillermo Torres / Semana

SEMANA: ¿Fue Gabo un buen periodista?


JAIME ABELLO.: Uno magnífico. Estuvo enamorado del oficio y durante 53 años probó su suerte en todas las áreas. Se preocupó por el buen periodismo y por eso creó la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

SEMANA: ¿Entonces por qué prefirió la literatura?


J.A.: El periodismo fue su escuela. Después entró al periodo literato, llegó Cien años de soledad y pasó lo que ya conocemos. Pero él siempre volvía. Recopilaba su trabajo y hacía investigaciones como Relato de un náufrago. Trabajó en la revista Alternativa, e incluso después del Nobel siguió haciendo periodismo.

SEMANA: ¿Cuál es la diferencia entre periodismo y literatura?


J.A.: Gabo dice que son lo mismo, pero todos sabemos que en la literatura se puede inventar y en el periodismo no. El García Márquez de ‘Caracas sin agua’, que crea un personaje para mejorar un texto, no es el mismo de Noticia de un secuestro, que es riguroso y verifica.

SEMANA: Una vez él dijo que sufría por el maltrato del idioma. ¿Sigue pensando así?


J.A.: Creo que sí. En los últimos años, el periodismo ha entrado en una fase de confusión y reacomodación. La relación de los medios con la audiencia ha cambiado. El negocio tradicional se ha dañado, ha habido recortes y una pérdida de calidad.

SEMANA: ¿Hoy en día qué le interesa a la gente leer en un periódico?


J.A.: Temas propios e investigación. Hay que tener un producto propio y bien hecho. Hay que sacar temas a la luz pública sin importar las consecuencias. Y ante todo, se debe narrar bien. 

SEMANA: ¿Y eso no está pasando hoy?


J.A.: Hoy se trabaja al ritmo de la inmediatez. Y lo malo es el riesgo de quedarse en ese periodismo rápido.


SEMANA: Usted conoce muy bien a Gabo. ¿Él usa internet?


J.A.: Fue de los primeros escritores que lo adoptó, y siempre lo ha usado para leer medios y comunicarse por email. El problema de internet es no saber usarlo. A él le preocupa la degradación del periodismo en el lenguaje. Así se haga en nuevos medios hay que exigir más tiempo, investigación y edición.


SEMANA: Y una pregunta obligada. ¿Cómo está Gabo de salud?


J.A.: Está perfecto. Tranquilo en su casa, retirado de la vida pública, llevando una vida doméstica. Está viviendo sus 86 con tranquilidad. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×