Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/9/2011 12:00:00 AM

“Hay que tener convicción para perdonar”

Clara Rojas habló de su experiencia al escribir ‘A prueba de fuego’, un libro de superación personal en el que da sus claves para enfrentar los momentos difíciles y volver a vivir.

SEMANA: ¿Por qué decidió escribir su segundo libro?

C.R.: Muchos me preguntaban qué había hecho para estar tan bien, para haber superado tantos años tan difíciles y estar ahora feliz. Me puse a reflexionar y a escribir, y así surgió el libro.

SEMANA: Usted dice que no es un libro de autoayuda, pero sí parece.

C.R.: Tiene parte en la medida que cuenta una experiencia de lo que hice después de mi liberación para recuperar mi vida, mi motivación para salir adelante y para perdonar. Es un testimonio que le puede servir a mucha gente.

SEMANA: ¿Qué lleva a una persona a superar dificultades tan complejas como las que usted vivió?

C.R.: La motivación. En mi caso fue mi hijo, la necesidad de sacarlo adelante. Las personas deben entender que la vida tiene obstáculos y que, sin importar qué tan grandes sean, son superables.

SEMANA: ¿Y cómo hizo para perdonar tanto dolor y tanta rabia?

C.R.: Eso es un proceso. Uno no perdona de un día para otro. Es una convicción. El resentimiento, el dolor tienden a paralizarlo a uno, a no dejarlo actuar. Desde mi primer libro, Cautiva, empecé a pensar que a pesar de todo había tenido un final feliz: encontré la libertad, a mi hijo, a mi familia, y ante eso tan maravilloso pude perdonar.

SEMANA: ¿Qué es la resiliencia?

C.R.: La capacidad que tenemos todos los seres de afrontar una situación tensionante y luego volver a nuestra condición normal.

SEMANA: ¿Por qué dice usted que del dolor se puede aprender?

C.R.:
La vida está llena de aprendizajes, pruebas, de acertar y equivocar. En mi caso, que fui forzada a vivir en la selva secuestrada y a vivir tanto dolor, aprendí que deja enseñanzas y que uno puede seguir adelante.

SEMANA: ¿Cómo superó los chismes y odios de sus compañeros de cautiverio?

C.R.: Vivimos una situación coyuntural que generó unas emociones y unos sentimientos complejos, sobre los que incluso no había control. La oportunidad que me dio después la libertad me permitió dejar eso atrás. Hay muchas cosas que hoy no disfrutamos, que, como la libertad, creemos están ahí por siempre.

SEMANA: De las diez claves que usted da para recuperar la felicidad, ¿cuál destaca?
 
C.R.:
Una persona vive o muere dependiendo de la motivación, de qué lo impulsa todas las mañanas para levantarse. En mi caso es mi Emanuel. La pregunta que le hago es: ¿cuál es la motivación que usted tiene para ponerse en pie?

SEMANA: ¿De verdad no se ha leído ningún libro de los secuestrados, salvo el de Íngrid Betancourt?

C.R.: Sí, pero es medio ladrillo.

SEMANA: ¿Cómo está su hijo, Emanuel?

C.R.: Lindo, muy contento. Va bien en el colegio y viviendo feliz, como un niño de 7 años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.