Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/01/12 00:00

“Las vías son un desastre”

Juan Martín Caicedo, director de la Cámara de la Infraestructura, habló sobre la precaria red vial y lo que se debe hacer para salir del atraso.

“Las vías son un desastre”

SEMANA: En estas vacaciones los colombianos volvieron a comprobar que el país tiene unas carreteras del siglo pasado
Juan Martín Caicedo: Sí, salvo unas pocas vías, los colombianos salen a recorrer unas carreteras que todavía tienen huecos, deficiencias en señalización y que en cualquier momento un derrumbe las puede taponar. Es diciente que el país sólo cuente con unos 600 kilómetros de dobles calzadas

SEMANA: ¿Pero no se supone que este gobierno ha hecho grandes inversiones en las vías?
J.M.C.: Desde hace un par de años la Cámara de la Infraestructura ha venido alertando sobre la necesidad de construir vías en los corredores estratégicos, pero el plan 2.500 se centró en carreteras regionales, que si bien son importantes no resuelven el acceso a los puertos. Por fortuna el gobierno entendió...

SEMANA: ¿Qué entendió?
J.M.C.: Que mientras el país había logrado revolucionar las telecomunicaciones, los servicios públicos, el suministro de energía y crecer en las coberturas de salud y educación, la infraestructura vial se quedó vieja y obsoleta. Gracias a las nuevas concesiones se va a pasar de carreteras estratégicas para algunos políticos a autopistas estratégicas para los colombianos.

SEMANA: ¿Entonces hay esperanzas de tener autopistas de verdad?
J.M.C.: Sí. El año pasado se adjudicaron las dobles calzadas de Rumichaca-Pasto-Chachagüí; Córdoba-Sucre; Girardot-Ibagué-Cajamarca; nueva ruta Caribe Cartagena-Barranquilla, y los anillos viales de Bucaramanga y Cúcuta. Eso, unido a la autopista Bogotá-Costa Atlántica, que se contratará este año y el túnel de la Línea, más la doble hasta Buenaventura, muestra que en pocos años el país va a tener autopistas.
 
SEMANA: ¿Y del desarrollo vial de las ciudades?
J.M.C.: La mayoría de los alcaldes salientes de las principales ciudades se rajó en movilidad. No hicieron pavimentación correcta ni grandes vías. El programa ‘Armando Calle’, que gastó 900.000 millones de pesos, es un desastre. Bogotá, al igual que Cali, tiene las vías destrozadas.

SEMANA: ¿Qué proponen para Bogotá?
J.M.C.: Hacer cuatro autopistas urbanas, conectadas entre sí, que creen un anillo alrededor de Bogotá. Esa obra vale 1.800 millones de dólares y el sector privado está listo para hacer la inversión.

SEMANA: ¿Pero eso no iría contra la idea del metro y la expansión de TransMilenio?
J.M.C.: Muchos fuimos ingenuos al pensar que la gente se iba a bajar del carro para montarse en el bus. La devaluación del dólar y el crecimiento están inundando las ciudades de carros. Hay que darles soluciones al carro y a la vez promover el transporte masivoo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.