Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/8/2006 12:00:00 AM

“Llegué al cielo de mi vida pública”

En diálogo con SEMANA, Jaime Córdoba Triviño habla de las posiciones que asumirá como presidente de la Corte Constitucional.

SEMANA: ¿Cuál es el toro más bravo que le va a tocar lidiar como presidente de la Corte?

Jaime Córdoba Triviño: Sin duda la revisión constitucional de la Ley de Justicia y Paz, sobre la que existen muchos enfoques y distintas opiniones jurídicas. No voy a torear el toro del aborto porque muy a mi pesar estoy impedido porque participé en la redacción del código penal del año 2000, que fue el que aprobó el Congreso de la República.

SEMANA: ¿Con qué capa va a torear?

J.C.T.: Con la única que puede torear un magistrado que es la del derecho y, particularmente, la de la Constitución.

SEMANA: ¿Va a introducir algún cambio de fondo a la Corte?

J.C.T.: No tengo ninguna pretensión de cambio ni de revolución en la Corte. Creo que ésta marcha bien, es una Corte que está al día y que se ha caracterizado por ser una institución de justicia bastante eficaz. Lo que pasa es que cada uno tiene su estilo, pero no habrá cambios de fondo.

SEMANA: ¿Su tren corre el riesgo de chocarse?

J.C.T.: Lo que pasa es que no creo que haya choque de trenes con la Corte Suprema de Justicia. Hay posiciones diferentes bastante respetables, pero con un punto en común que es la defensa de los derechos.

SEMANA: ¿Cuáles son los temas más urgentes que la Corte tiene que evacuar?

J.C.T.: La Ley de Justicia y Paz, aborto, ley de bancadas y, más adelante, esperamos el TLC.

SEMANA: En materia de justicia ¿alcanzó el cielo con las manos?

J.C.T.: Este cielo ya es el punto final de mi vida pública que a estas alturas suma ya 30 años. Es una decisión. Termino y me retiro a los encantos de la academia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?