Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/2/2012 12:00:00 AM

“Los hombres mienten más”

El polémico juicio por la muerte del estudiante Luis Colmenares podría tener un nuevo ingrediente: el diagnóstico de la caza mentiras Rita Karanauskas. SEMANA habló con ella.

SEMANA: ¿Cómo se llama su oficio?

RITA KARANAUSKAS: En Estados Unidos se llama polígrafo humano, pero yo prefiero llamarlo caza mentiras.

SEMANA: ¿De qué se trata?

R.K.: Es una carrera como cualquier otra, en la que aprendemos las técnicas y habilidades para detectar las mentiras. No se trata de un don ni nada parecido.

SEMANA: Si la contratan para analizar los testimonios de las dos personas implicadas en la muerte de Colmenares, ¿qué aportaría al proceso?

R.K.: Analizaría los testimonios para determinar las incongruencias, inconsistencias y omisiones de información.

SEMANA: Pero en Colombia ni el polígrafo ni una actividad como la suya son aceptados procesalmente...

R.K.: Como el juicio ya empezó, puedo dar luces para que se entiendan mejor ciertas cosas que se han dado en los testimonios.

SEMANA: ¿Hay antecedentes de caza mentiras en otros casos judiciales en Colombia?

R.K.: No que yo conozca.

SEMANA: ¿En el mundo se han resuelto casos gracias al aporte de un polígrafo humano?

R.K.: Sí. Nuestro conocimiento ha sido un aporte muy valioso en muchas investigaciones.

SEMANA: ¿Qué tan acertado es un diagnóstico suyo?

R.K.: Yo señalo los puntos en los cuales detecto las posibles mentiras. Un grupo interdisciplinario me ayuda a esclarecer estas señales buscando evidencia física o inclusive realizando posteriormente un polígrafo. De ese modo es acertado en un 99 por ciento.

SEMANA: ¿Hay distintas clases de mentirosos?

R.K.: Sí. Los ocasionales, que mienten de vez en cuando; los naturales, que nacen con el don de la actuación, y los profesionales, que no tienen la habilidad pero han estudiado cómo mentir.

SEMANA: ¿Mienten más las mujeres que los hombres, o al revés, o es relativo?

R.K.: Los hombres mienten más y acuden especialmente a exagerar. Cuando las mujeres mentimos, por lo general lo hacemos para ayudar a terceras personas. Y las mujeres somos mejores detectando mentiras, tenemos naturalmente esa predisposición.

SEMANA: Si usted sabe detectar a los mentirosos profesionales, ¿quiere decir que estaría en capacidad de mentir profesionalmente?

R.K.: Sí. El que detecta sabe mentir.

SEMANA: ¿Hay alguna posibilidad de que usted hable con alguien y no esté tratando de detectar si está mintiendo?

R.K.: Imposible. Esto es como un segundo ser que hay dentro de mí.

SEMANA: Eso es como asustador...

R.K.: Al principio sí da miedo, pero lo que trato de hacer es que la gente se sienta cómoda conmigo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.