Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/20/2005 12:00:00 AM

"Los wayuu seremos ejecutivos"

Por primera vez en la historia, un indígena wayuu, Armando Valbuena Wouriyu, asume la gerencia de Concesión Salinas de Manaure. ¿Qué hará?

SEMANA: ¿Cuánto tardó la espera?

ARMANDO VALBUENA WOURIYU: Cinco siglos. Poco después de 1492 nos arrebataron nuestro legítimo derecho a disponer de nuestra tierra y de sus riquezas.

SEMANA: ¿Antes cómo era?

A.V.W.: Antes de 1492, los indígenas wayuu les llevábamos la sal que produce nuestro territorio a otras tribus: los kogui, los kuankamos, los arhuacos y los arzarios, entre otros. Amistosamente les obsequiábamos la sal para la preparación de sus alimentos, pero llegó el hombre blanco y nos la quitó para sacarle provecho.

SEMANA: ¿Se convirtió en un negocio?

A.V.W.: Claro: la sal es la base de la alimentación del ser humano. Hubo épocas de prosperidad en que las Salinas de Manaure llegaron a producir 1.100.000 toneladas cada año cuando el consumo promedio del país es de 850.000 toneladas.

SEMANA: ¿Hoy cuántas producen?

A.V.W.: 220.000 toneladas.

SEMANA: Entonces, ¿por qué asumir una empresa en declive?

A.V.W.: Porque ancestralmente nosotros, los indígenas wayuu, siempre hemos peleado por la propiedad y administración de nuestras riquezas: el gas, el carbón y la sal. Ya la ley nos dio la razón en el caso de las Salinas. Y eso lo vamos a hacer con toda la buena energía, que va a estar por encima de las dificultades.

SEMANA: Es la primera vez que un indígena llega a tan alta posición en la administración de una empresa. ¿Cómo va a trabajar?

A.V.W.: No soy un solo indígena. Somos toda una comunidad que por primera vez maneja sus propios recursos. Y aclaro que hay una percepción equivocada en creer que los indígenas sólo miramos al pasado. Por el contrario, siempre vemos el futuro. En ese sentido, los indígenas vamos a ser modernos, ejecutivos y eficientes.

SEMANA: ¿Cuál es su meta?

A.V.W.: Nuestro objetivo es producir más de 1.000.000 de toneladas anuales. Aquí nadie se va a lucrar individualmente sino que vamos a demostrar que la riqueza puede y debe ser distribuida equitativamente entre toda la sociedad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.