Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/6/2006 12:00:00 AM

“No he perdido la esperanza”

Habla doña Clara de Rojas, la madre de Clara Rojas, tras la confirmación de que su hija tuvo un bebé con un guerrillero de las Farc.

SEMANA: Qué días tan difíciles debe estar pasando usted en este momento...

CLARA ROJAS: Han sido días duros en los que, sin embargo, he procurado hacerme más fuerte y mejor ser humano.

SEMANA: ¿Y eso?

C.R.: Para seguir luchando, para no desfallecer. No es el momento de claudicar, sino de insistir en la vuelta de todos los secuestrados a casa.

SEMANA: Su tragedia es aun mayor porque ahora tiene también un nieto secuestrado.

C.R.: Pues esa fue la información que le dio el señor ‘Raúl Reyes’ al canal Telesur en una entrevista. De ser cierto, ellos deben liberarlos ya. Yo los invito a que reflexionen porque, al margen de sus concepciones ideológicas, deben comprender que un bebé no puede crecer en cautiverio.

SEMANA: ¿Qué cree que están pensando las Farc en este momento?

C.R.: Para mí es imposible saberlo. Desde mi modesta y pequeña realidad no puedo saber qué piensan las Farc. La realidad de ellos es muy diferente
a la mía, a la de nosotros.

SEMANA: Entonces, ¿cómo hacer para buscar un punto de encuentro?

C.R.: Porque el hecho de que ellos miren la vida desde su opción de combatientes y nosotros desde la de sociedad civil no significa que no podamos hablar para hallar salidas urgentes y superar esta crisis.

SEMANA: ¿Usted los perdona?

C.R.: Yo creo que es el momento de la grandeza y la grandeza es aceptar y seguir amando a las otras personas, a pesar de que a diario éstas nos inviten a hacer lo contrario.

SEMANA: Además de la noticia del nacimiento del bebé ¿qué otras pruebas de vida le han enviado las Farc a usted?

C.R.: Una sola prueba en más de 1.535 días de secuestro, una sola. Nada más.

SEMANA: A pesar de las circunstancias, en su tono de voz no hay derrota ni resentimiento.

C.R.: Porque muchos han perdido el valor y el coraje. Y yo no. Desde el valor y el coraje es que yo puedo clamar por la liberación de mi hija y de mi nieto.

SEMANA: ¿Cuándo cree usted que se podrá dar esta liberación?

C.R.: Por mí, debe ser ahora.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.