Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/02/12 00:00

"No soy el jefe del antiuribismo"

El ex presidente Alfonso López Michelsen habló con SEMANA

"No soy el jefe del antiuribismo"

SEMANA: Señor Presidente, está usted casando muchas peleas. ALFONSO LÓPEZ: Yo creo que son más las peleas que casan por mí que las que yo caso. SEMANA: ¿Quién se las casa? A.L.: Yo diría que es el síndrome de la chiva. Los periodistas en Colombia de un discurso sacan una frase fuera de contexto que produce un titular con gancho que acaba generando alguna pelea. SEMANA: ¿Le parece fuera de contexto su frase de que la política de seguridad democrática de Uribe sólo sirve para que los ricos vayan a sus fincas? A.L.: Mi discurso era sobre el porvenir de los jóvenes ansiosos de no verse desempleados al final de sus estudios. Era un diagnóstico en abstracto sobre la problemática social, Mi única referencia era que la seguridad en las carreteras, una de las ejecutorias del Presidente, no alcanzaba a beneficiar a los pobres, sino a los dueños de haciendas. Decir que la gente pobre tiene otras preocupaciones no amerita que me califiquen como el jefe del antiuribismo. SEMANA: Pero en ninguna de sus recientes declaraciones se proyecta usted como un uribista fanático. A.L.: El hecho de que no sea antiuribista no quiere decir que sea fanático. Pero le tengo mucho aprecio y admiración al Presidente. SEMANA: ¿Qué le gusta de este gobierno? A.L.: Hay muchas cosas buenas, pero digo las dos que no me gustan: el tratamiento que se le ha dado al Liberalismo y la reelección con nombre propio. SEMANA: Pero usted trató de ser reelegido en 1982. A.L.: Sí, y fui derrotado, pero jugué con las reglas del juego vigentes y nunca traté de cambiar la Constitución en beneficio propio. SEMANA: ¿Y qué le hizo Uribe al Partido? A.L.: El liberalismo era el aliado natural de Uribe. El origen político del Presidente era liberal. Uribe y Gaviria representan lo mismo. En política internacional, la cercanía con Estados Unidos. En económica, apoyo a la empresa privada y a la apertura. Y en política interna, mano firme contra la guerrilla. Que acabaran siendo contraparte el uno del otro significa que se cometieron errores de manejo político . SEMANA: Y ha criticado la política social de Uribe. A.L.: No sé por qué a algunos les dio por inventar que yo he afirmado que la desigualdad en Colombia se ha incrementado como consecuencia de las políticas de este gobierno. Nunca he dicho eso. Tengo reservas sobre su modelo de desarrollo, pero reconozco que hay esfuerzos importantes. Superar la desigualdad es una tarea titánica. Acuérdense que el lema de mi gobierno fue 'cerrar la brecha'. Hay que esperar a ver los resultados de las políticas de Uribe. SEMANA: ¿Y sus puyas a Samper son también producto del síndrome de la chiva? A.L.: Ese es Julio Sánchez que nos pone a pelear a todos recién levantados. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.