Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/2/2002 12:00:00 AM

"No vamos a imponer nada"

Eduardo Aninat, vicepresidente del Fondo Monetario Internacional (FMI), le dio un espaldarazo a la gestión económica del gobierno.

SEMANA.: ¿Ve muy negro el panorama económico de Colombia?

Eduardo Aninat: No. Lo veo positivo porque el presidente Uribe y el ministro de Hacienda, Roberto Junguito, están poniendo el dedo en la llaga en los problemas de Colombia con decisión y rapidez. Están en la reforma del Estado, en mejorar las condiciones sociales y enfrentar la grave inseguridad. Colombia ha sido serio y conservador en su manejo macroeconómico y si bien tuvo incertidumbres pasadas en el manejo fiscal, ya se está revirtiendo esto.

SEMANA.: Colombia no cumplió una de las metas a las que se había comprometido con el Fondo Monetario porque su PIB creció menos de lo previsto. ¿Va el FMI a castigar al país?

E.A.: No. En las próximas semanas irá a Bogotá una misión de trabajo de la banca multilateral y el Fondo y mantendremos el mismo espíritu de cooperación con las autoridades colombianas. Colombia tenía aprobado un crédito con el FMI y nunca lo usó. Seguramente vamos a mantenerlo y establecer un nuevo programa a seguir para 2003 y de ahí en adelante.

SEMANA.: ¿El ajuste que impondrá el Fondo será costoso socialmente?

E.A.: Reconociendo la delicada situación social y de pobreza que tiene Colombia, ni el FMI ni el BID o el Banco Mundial vamos a imponer nada. Vamos a discutir condiciones realistas con el gobierno y será éste el que tome las decisiones. Ahora, al Fondo le interesan políticas coherentes y serias. No financiamos programas cortoplacistas. Lo importante para el pueblo colombiano es la seguridad, la estabilidad y unas reglas claras para crecer, y esto exige un fisco balanceado.

SEMANA.: Los mercados están nerviosos con el posible efecto negativo de la crisis de Brasil. ¿Puede afectar mucho la región?

E.A.: Estamos más optimistas que los agentes del mercado financiero. Ahora los países de la región pueden evitar el contagio con anuncios de ajuste fiscal temprano, como ha hecho Colombia. Eso los blinda contra los posibles efectos negativos.

SEMANA.: Entonces es optimista frente a Colombia?

E.A.: Colombia tiene problemas estructurales delicados. Pero en el largo plazo soy más optimista. Colombia tiene un historial de 25 años de seriedad en su política económica. Además el presidente Uribe ha puesto los temas económicos y sociales sobre el tapete y el país tiene los recursos naturales y humanos necesarios para volver a crecer. Lo que vive ahora es un nubarrón coyuntural que, si actúa en la dirección correcta, va a pasar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?