Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/12/20 00:00

“Que el Niño Dios me devuelva a mi papá”

Johan Steven, hijo del cabo José Libio Martínez, quien el sábado cumplió 11 años secuestrado por las Farc, habló de sus deseos para esta Navidad.

“Que el Niño Dios me devuelva a mi papá”

Semana: ¿Qué le estás pidiendo al Niño Dios?
Johan Steven Martínez: Que el Niño Dios por favor me devuelva a mi papá y a todos los secuestrados.

Semana: ¿Y crees que este año sí te va a dar ese regalo?
J.S.M.: Yo sí tengo fe en él, que me va a ayudar a que mi papá vuelva, para que todos los secuestrados vuelvan a sus casas

Semana: Y si también pudiera llegar con un regalo, ¿qué te gustaría tener?
J.S.M.: Un X Box, con juegos de carritos

Semana: ¿Cómo te imaginas a tu papá?
J.S.M.: Una persona fuerte, valiente; cariñoso con sus hijos, que le ha hecho muchas cosa buenas a la Patria.

Semana: ¿Qué mensaje de Navidad quieres enviarle?
J.S.M.: Papito, ¿cómo estás? Te quiero mucho, estos 10 años sin ti han sido muy duros. Sé que el 21 cumples 11 años de estar secuestrado. Me siento triste porque vas a pasar otra Navidad sin mí. Ten mucha fortaleza para que puedas volver a la casa.

Semana: Y a los demás secuestrados ¿qué les dices?
J.S.M.: Ánimo, muchachos, también van a salir en esta Navidad, para pasarla con sus familias, con los seres que más quieren.

Semana: ¿Qué es lo que más falta te hace de tu papá?
J.S.M.: Todo. Quisiera conocerlo, saber cómo es él, qué carisma tiene...

Semana: ¿Cómo ha sido crecer sabiendo que tienes papá, pero que está lejos?
J.S.M.: Duro, no ha podido verme crecer, no ha recibido mis boletines, no sabe cómo soy, si estoy triste, alegre... no puede consolarme cuando lloro.

Semana: ¿Y quién te consuela?
J.S.M.: Mi mamá. Ella me abraza, me consuela, me pide que tenga fuerzas. Ella me ha sacado adelante, ella me ha prestado su hombro cuando estoy triste, cuando estoy llorando.

Semana: ¿Qué tanto son 10 años?
J.S.M.: Es mucho... es toda mi vida. Yo voy creciendo, y Dios quiera que mi papá salga muy pronto.

Semana: ¿Cuándo supiste que tu papá estaba secuestrado?
J.S.M.: Me fui dando cuenta de a poco. Yo le preguntaba a mi mamá por mi papá, pero no me decía mucho. Y cuando tenía 4 años, me contó la verdad.

Semana: ¿Cómo fue tu Navidad pasada?
J.S.M.: Muy triste, me puse a llorar. El Niño Dios me trajo un balón de fútbol, que ya se me dañó, mucho mecato, unos carritos que yo quería, una pista de carros, y ya. Quería que mi papá viniera a jugar conmigo, que hiciéramos cosas divertidas.

Semana: ¿Quién es tu superhéroe preferido?
J.S.M.: Ninguno... mi superhéroe es mi papá.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.