Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2003/10/20 00:00

"Quisiera clonar los cerros de Bogotá"

Martha Cecilia Gómez, la científica colombiana que logró la primera clonación de un gato salvaje en el mundo, habló con SEMANA.

SEMANA: ¿Es usted la colombiana más popular en Estados Unidos?

MARTHA CECILIA GOMEZ: No sé si la más popular pero de lo que sí estoy convencida es de que ahora más que nunca me siento orgullosa de ser colombiana.

SEMANA: ¿Por qué?

M.C.G.: Por el reconocimiento masivo que se le ha hecho al grupo de científicos que logramos la primera clonación de un gato salvaje en el mundo. Yo dirigía el equipo y cada vez que me entrevistan pongo el énfasis en mi país.

SEMANA: ¿Qué significa haber clonado el gato?

M.C.G.: Es un salto grandísimo para la ciencia porque se trata de un clonaje de interespecie. Colocamos una célula que contiene el ADN de un gato en vías de extinción en el óvulo de un gato doméstico al que, por su parte, se le ha quitado su ADN. De allí salen unos embriones de gato salvaje clonado que se colocan a una gata doméstica que lleva la gestación. Así nació el gato Ditteaux, que significa copia en francés.

SEMANA: ¿Eso equivale a alcanzar un salvavidas para la conservación de especies?

M.C.G.: Claro. Es la primera vez que se logra el clonaje en animales carnívoros. De allí nuestra emoción. Durante dos años estuvimos trabajando día y noche en el laboratorio. Ahora muchos felinos de la selva tendrán una vida garantizada.

SEMANA: ¿Nadie es profeta en su tierra?

M.C.G.: Lo que ocurre es que en aspectos científicos es muy difícil triunfar en Colombia porque se necesita mucho dinero. Aquí, en Nueva Orleáns (Estados Unidos), contamos con el auspicio del Audubon Center for Research of Endangered Species (Acres), donde además de haber el presupuesto existe la disciplina para trabajar en grupo y lograr propósitos colectivos, otro de los aspectos que nos hacen falta en Colombia.

SEMANA: Esas son las ausencias ¿pero qué cosas tiene Colombia para desarrollar ciencia?.

M.C.G.: Un gran potencial y gente muy preparada. Yo soy profesora asociada de la Universidad Nacional de Colombia y siempre me maravillo por los talentos que encontramos. Lástima que todos los recursos que los colombianos desperdiciamos en la guerra no los destináramos a la educación.

SEMANA: ¿Cuánto lleva por fuera de Colombia? ¿Qué le hace falta?

M.C.G.: Llevo 10 años por fuera. Y me hace mucha falta la compañía de mi madre, el calor de mis amigos, el sabor de mis comidas, el ritmo de nuestra música y en especial la presencia de los cerros bogotanos. Si pudiera los clonaría y me los traería para Nueva Orleáns.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.