Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2003/10/13 00:00

"Si su candidato no tiene un buen programa, cámbielo"

Guillermo Carvajalino, de la Fundación Empresarios por la Educación, cuenta cómo les va a los candidatos del país en materia de educación.

SEMANA: En general, ¿los candidatos pasan o se rajan en materia de educación?

Gillermo Carvajalino: Usando la escala con la que se evalúan los logros de los niños en las escuelas podríamos decir que muy pocos tienen programas sobresalientes, algunos tienen programas aceptables y la mayoría tienen programas francamente deficientes.

SEMANA: Brevemente, ¿cómo han hecho ustedes la evaluación de los candidatos?

G.C.: Hemos analizado los programas de gobierno, organizado foros y seguido de cerca los debates públicos en los medios de comunicación. Hemos evaluado la seriedad de sus programas y su consistencia con los problemas reales de la educación.

SEMANA: ¿Y, cómo reaccionan cuando se sienten rajados?

G.C.: Algunos se rajan por W, es decir, simplemente no aparecen en los foros o no hablan del tema, y los otros esperamos que hagan lo que los niños cuando reciben sus evaluaciones, reflexionar y mejorar.

SEMANA: ¿Cuál será el resultado final de esta pasada al tablero?

G.C.: El resultado final dependerá de cómo voten los ciudadanos eligiendo las mejores propuestas de educación. Sin embargo hay una segunda prueba, que es la designación del secretario de Educación, en la cual también la ciudadanía debe estar atenta.

SEMANA: ¿Cómo hacer para que los políticos entiendan que en la educación está la clave del desarrollo, de la paz?

G.C.: Votando por los candidatos que tienen buenos programas de educación.

SEMANA: ¿Qué mensaje les envían ustedes a los electores que saben que sus candidatos se rajaron en educación?

G.C.: Que cambien de candidato. La frase es: "Exíjale a su candidato un buen programa de educación, si no lo tiene, cambie de candidato".

SEMANA: Finalmente, ¿por qué los empresarios decidieron meterse en el tema de la educación?

G.C.: Porque la educación es estratégica para alcanzar los sueños de prosperidad, equidad, democracia y paz en nuestro país. Es un tema demasiado importante para dejarlo exclusivamente en manos de los gobiernos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.