Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/17/2006 12:00:00 AM

“Siempre quise ser cura”

Laura Zapata fue nombrada primera sacerdotisa de Medellín. En diálogo con SEMANA, explica qué significa esta decisión.

SEMANA: ¿De donde acá la nombran a usted sacerdotisa? 

 LAURA ZAPATA: Porque yo he tenido un proceso histórico de vocación y de amor al Señor. Además, porque si las mujeres hacemos gran parte de lo que hacen los religiosos, también deberíamos poder celebrar la eucaristía.

SEMANA: Pero, más allá de sus motivaciones ¿Quién avala este nombramiento? 

 L.Z.: Si me pregunta por la Iglesia Católica romana, nadie. En mi iglesia, la Apostólica Católica Nuestra Señora de Guadalupe, el obispo que me ordenó, Fredy Castiblanco.

SEMANA: Pero esa iglesia es muy poco conocida en Colombia ... 

 L.Z.: La iglesia fue fundada por Kent Mally, ex sacerdote católico romano. La iglesia se fundamenta principalmente en el evangelio de San Juan, en los documentos de Puebla, Medellín y Santo Domingo, y en el estudio de la Virgen de Guadalupe. Estamos presentes en Estados Unidos, Ecuador, Perú, Chile y Venezuela, y en Colombia.

SEMANA: ¿En qué se diferencian de los católicos? 

 L.Z.: Nos diferenciamos en que aceptamos a los excluidos. Por ejemplo, las mujeres y los homosexuales pueden ser presbíteros y pueden celebrar todos los sacramentos. Los sacerdotes también pueden casarse, como yo que estoy casada y tengo dos hijos.

SEMANA: ¿Por qué la Iglesia Católica romana no avala las sacerdotisas y la suya sí? 

 L.Z.: Ellos dicen que porque Jesucristo no llamó a ninguna mujer a esta misión, pero es que en la Palestina de la época eso era imposible. Además, mire, Jesucristo siempre estuvo rodeado de mujeres, curó a la suegra de Pedro, era amigo de Martha y María, en el evangelio de San Marcos una mujer, Juana, abandona su casa para seguirlo mujeres, y cuando resucitó se le presentó a una mujer.

SEMANA: ¿Y usted cuándo se dio cuenta de que quería ser sacerdotisa? 

 L.Z.: Desde pequeña siempre tuve una inclinación por lo religioso y le decía a mi mamá que yo quería ser cura, pero ella me decía que las mujeres no podían y me sentía frustrada.

SEMANA: ¿Qué tuvo que hacer para ser sacerdotisa? 

 L.Z.: Llevo preparándome 10 años en teología, filosofía y estudié en el Centro de estudios teológicos de la iglesia anglicana.

SEMANA: ¿Cuáles son las funciones de una sacerdotisa? 

 L.Z.: Las mismas de un sacerdote católico romano, pero es requisito tener una comunidad. Además, será mi prioridad promover la ordenación de más mujeres como presbíteros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?