Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2006/10/21 00:00

“Sin perdón, Colombia no tiene futuro”

El sacerdote Leonel Narváez habló de las escuelas de reconciliación que creó en Colombia, y del premio que recibió de la Unesco por fomentar la paz.

“Sin perdón, Colombia no tiene futuro”

SEMANA: ¿Cómo nace la Fundación para la Reconciliación?
Leonel Narváez: La Fundación nació como resultado del fracaso de los diálogos del Caguán, pues me hizo pensar que había causas subjetivas para el conflicto, y descubrí que había rabia, rencor, deseo de venganza en ambas partes. Me fui a Harvard a pensar sobre una pregunta: ¿cómo democratizar el perdón y la reconciliación, que se salga de las sacristías, que no sea sólo de los curas y que se vuelva una cultura nacional? Y de ahí se elaboró lo que hoy son las escuelas de perdón y reconciliación (Espere).
SEMANA: ¿Cómo empezaron a trabajar ?
L.N.: En la alcaldía de Mockus en Bogotá empezamos un programa que se llama Ecobarrios, con el fin de integrar estos temas a la convivencia ciudadana. Comenzamos con 60 barrios y ese fue el trampolín. Al poco tiempo tuvimos pedidos de otras alcaldías como la de Rio de Janeiro, luego siguió Brasilia, Belo Horizonte...
SEMANA: ¿Qué fue lo que gustó?
L.N.: Que produce un impacto directo en el comportamiento y la mentalidad de las personas. Nuestra metodología busca enseñarle a la gente a manejar su rabia, el rencor y, sobre todo, los deseos de venganza. Las Espere frenan la violencia, pero también la previenen.
SEMANA: ¿Qué es la reconciliación?
L.N.: La reconciliación es un tema de alta política. Es una expresión de alta democracia. Y es también una expresión muy refinada de lo que es la convivencia. La justicia punitiva es una restauración de la venganza.
SEMANA: ¿Y cómo cruzar su metodología al proceso de paz con los paras?
L.N.: Colombia está abocada a un perdón, un perdón muy costoso y difícil, como es el de perdonar a estos señores de la guerra. El premio Nobel de Paz Desmond Tutu dice que sin perdón no hay futuro y sin perdón, Colombia no tiene futuro. No podemos aplicar la justicia en su integridad y esa justicia no permite la paz. Justicia no es castigar, es recuperar al ofensor a la sociedad.
SEMANA: ¿Y la verdad es necesaria para el perdón?
L.N.: El perdón lo hacen sólo y únicamente los individuos, pero el perdón es lo que facilita la reconciliación. Puede haber perdón sin reconciliación, pero no reconciliación sin perdón.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.